vecinos
SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Si hace unos días publicábamos las imágenes de como la Guardía Civil impide el acceso a la calle en la que vive Pablo Iglesias, Paseo Riomonte de Galapagar, hoy os traemos otro ejemplo que demuestra que España se dirige a un estado totalitario. Y es que según ha publicado El Español, se ha prohibido a los vecinos de Pablo Iglesias colocar banderas de España o pancartas en sus casas.

[Indignante: La Guardia Civil bloquea la calle de la mansión de Pablo Iglesias e Irene Montero]

Así actúa el comunismo, recortando libertades e imponiendo sus pensamientos. Muchos son los que dicen que en España eso no es posible, que el comunismo no se va a poder imponer. Sí, lo mismo decían en Cuba o lo mismo decían los venezolanos hace unas décadas, que en sus países eso no ocurriría; y ocurrió.

La noticia de El Español es estremecedora, la puedes leer en este enlace, y dice así: «Una orden de la Guardia Civil del 13 de marzo prohíbe a los vecinos de Pablo Iglesias poner banderas en sus domicilios. Esa instrucción se incluye en el mandato de proteger la seguridad en torno a la casa del vicepresidente y de su pareja, la ministra Irene Montero, en Galapagar». La orden, de dos páginas, forma parte de un documento del Mando de Operaciones de la Benemérita, y está firmada por Diego Pérez de los Cobos, coronel jefe de la Comandancia de Madrid.

Literalmente el documento dice que el objetivo es “evitar daños a la finca, incluido pintadas, o la colocación de cualquier otro elemento en el vallado/muro exterior, calles circundantes o aledañas (pancartas, cartelería, banderas o cualquier otro elemento físico que contenga simbología, reivindicaciones, reclamaciones, etc.)”.

Es decir, se prohibe a los vecinos de Pablo Iglesias la colocación de banderas, pancartas, carteles que contengan simbología, reivindicaciones o reclamaciones. Simplemente alucinante. Y luego algunos dicen que el comunismo no está aquí, que todavía no estamos en un estado totalitario…