plato
SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

El periodismo es una profesión muy digna, necesaria en un estado democrático, donde estos valores de la veraz información, se debe ejercer en plena salud mental, sin especulaciones usando esas noticias esclarecedoras, siempre con la verdad por delante.

Yo distingo a la clase periodística en varios géneros, los gacetilleros, los culturales, lo sanitarios y los políticos en todos su conceptos -perdonen los ausentes- hace unos días la infumable gacetillera Elisa Beni, ha jugado con las palabras del coronavirus, el Covid-19, o como yo le llamo, el asesinochino. Esta señora se ha dado golpes de pecho a dos manos que, con boca de gacetillera a raíz de una denuncia de los fallecidos por esta plaga de virus al gobierno.

Esta denuncia implica a esta señora cuando dice: “Lo más importante aquí es el movimiento involucionista que pretende que puede derribar la forma de gobierno utilizando sus togas y a las víctimas” No señora mía, su dificultad en su artículo con el título: Golpistas vestidos de víctimas” reflejado en el nacional, irradia lo que muy bien dice el Diestro: “fueran insultados por los voceros e integrantes de esa extrema izquierda que no tiene pudor alguno en defender lo indefendible con tal de arrimar el ascua a su sardina y obtener solo Dios sabe qué clase de prebendas por parte de este gobierno miserable que sufrimos” este mismo periódico refleja a comntimnuacion, refiriéndose a esta señora: “Algo tan normal como eso, para Beni es señal de golpismo y de ser un ultra, vamos que tantos las víctimas como sus abogados son fachas. Según Beni, a la querella “no le falta un perejil facha“.

Esta señora, ha sacado los pies del plato. Para ser un buen periodista, se debe tener una salud mental envidiable, y como no, también, un fiel reflejo de cuanto se dice, y no salirse por la puerta de atrás, contando estupideces con palabros que actualmente se salen de contexto, pronunciando la palabra facha. Hay que leer muy bien  el sentido de lo que se quiere decir con estas palabras. Las palabras fachas y fascismo, bien es verdad que nos lo quieren meter sea como sea estos conceptos, eso sí, no sé si se refiera al estado del gobierno actual o ha sido un error especulativo, no sé la edad que tendrá esta señora, pero, para decir estupideces, solamente hay que tener una mente ennegrecida y falta de la verdad.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL