SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Pedro Sánchez es una especie de hombre de las mil y una mentiras. Se podría escribir todo un libro con sus mentiras o miles de fábulas con las que se podría demostrar lo absolutamente impresentable, hipócrita y mentiroso que es.

Nosotros no somos unos niños de teta que vayamos a pensar a estas alturas de la vida que los políticos no mienten. Mienten, han mentido y mentirán siempre, pero el caso de Pedro Sánchez es absolutamente excepcional por algo que se ve a la legua: lo hace con el mayor de los descaros y le importa bastante poco que le pillen. Es más, le importa tan poco que incluso cuando le pillan mintiendo en público y le dejan en evidencia, él sigue en sus trece como que nada hubiera pasado. Sigue manteniendo su mentira a pesar de que todos hayamos certificado que nos ha mentido.

Pero lo fuerte es lo que él piensa de sí mismo y lo que nos quiere vender a todos. Como aquella ocasión en la que no llegó a ser presidente en 2016 y pretendió que todos creyéramos que era porque tenía algún tipo de principio. Es más, llegó a decir de sí mismo que era un hombre de palabra. ¿De palabra? Menudo personaje.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL