día
SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

“Franco deberá prestar declaración ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, el próximo día 5 de junio a las 09.00 horas”. Esta frase la he leído en múltiples periódicos de esta España que ya empieza a oler a corrompida. Mira por donde, por el confinamiento, las angustias y las ansias de este rapto por querer salir, mis pensamientos ya empezaban a delirar, pensaba que era una inocentada. Bueno, inocentada de mal gusto para algunos, me fui al calendario y no, era el 26 de mayo, día de San Felipe Nery. Me sobresaltó un poco la noticia, pero como estamos casi todos locos de remate y, como hay tantos avances y tenemos tantos sabios, descubridores e investigadores, pensé, lo mismo, si de china ha venido el Covid-19, porqué aquí en España no íbamos a tener también sabios talentos para resucitar a personas.  Lo mismo que se resucita un virus se resucita un muerto.

Resulta que este franco era otro. Era el delegado del Gobierno en Madrid, el socialista José Manuel Franco, ha sido imputado por permitir la manifestación feminista del 8-M en Madrid en la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, del que es titular la magistrada Carmen Rodríguez-Medel. Deberá prestar declaración el próximo 5 de junio, a las 9.00 horas. Momentos antes había leído la trama de destituciones y suspensiones en la guardia civil, la destitución del coronel de la GC, Don Diego Pérez de los Cobos por el ministro Grande -Marlaska por “pérdida de confianza” cuyo departamento de la benemérita estaba investigando la gestión de las marchas del 8 de marzo por el partido socialista.

Esta noticia me daba la espina que podría ser otra inocentada, pero no, ya que según las teles de buena garantía y los periódicos veraces se trataba de la figura del mando de la guardia civil quien coordinó el operativo de la trama del referéndum separatista del 1 de septiembre del 2017 en donde tenía la diana de los partidos ERC y IxCAT. Y, ahora, esta destitución se debe a las responsabilidades penales que caen en Fernando Simón y varios cargos de su gabinete. No voy a entrar en dimes y diretes que solo los sabios de este gobierno, con la cabeza visible de los personajes del gobierno entre los que se cuentan los Marlaska, los Iglesias y los Sánchez llevan entre manos, las “inocentadas “que yo creía cuando estaba leyendo estas noticas en la mayoría de los periódicos. Actualmente hay en estos daños un malestar general en este cuerpo de la GC, donde el general Laurentino Ceña ha presentado la dimisión este martes y mira por donde, esta crisis que se ha desencadenado hubo otra crisis parecida cuando estaba al mando Luis Roldán del PSOE. Para ver el currículo de este personaje solo hay que tirar de hemeroteca.

No, no era el día de los Santos Inocentes. Era el día, donde, al parecer, no creo que solo fuese Marlaska el que diera la orden de la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos. Aquí hay muchos gatos encerrados. El malévolo Marlaska, se ha justificado diciendo que el despido del coronel es “como un nuevo impulso a la Guardia Civil”; precisamente este cuerpo armado es el más laureado de nuestras fuerzas armadas. Además de insultar a la Guardia Civil, ha despreciado, humillado y escupido al resto de los españoles.

El día 20 de abril del año pasado, el que firma este escrito, titulaba “yo también soy guardia civil” en uno de sus apartados comentaba: no estigmaticemos a este glorioso, —como a todas las fuerzas de seguridad— noble y loable labor que están dispensando con su deber este glorioso, cuerpo que en todo momento y circunstancia está al servicio de España y de todos los españoles. “La mayor perfección del hombre es cumplir el deber por el deber” (derechos y abogados).

Todos los acontecimientos que se están haciendo y los que aún nos quedan por producirse se firman en una mesa de cuatro patas. Aquí según mi juicio, por ahora hay tres firmas correspondientes a tres patas de esta mesa, faltan otra firma de la otra pata. Aquí no hay solo tres traidores, hay muchos más, la historia lo dirá, solo que será tarde.  No era el día de los Santos Inocentes, era el día de los traidores.

1 Comentario

  1. Los socialistas y los comunistas,nunca creyeron en Dios,pero ahora creen en la resurrección de los muertos por el virus,seguro que luego la vuelven a palmar para echar la culpa a la manifestación de VOX, quiero que todo el mundo ,lo sepa,ya sabemos como se las trae este gobierno.

Comments are closed.