SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Están muertos de miedo y tienen motivos para ello. Este gobierno está intentando defenderse como un boxeador a punto de perder a los puntos o de un KO definitivo y ya no saben cómo quitarse los “marrones” que se les vienen encima. Hoy mismo ha sido destituido el coronel de la Guardia Civil Pérez de los Cobos a manos del ministro Grande-Marlaska y este ha justificado esa medida diciendo que era por una pérdida de confianza y no es cierto, está acojonado perdido.

El Coronel Pérez de los Cobos estaba dirigiendo las investigaciones encargadas por la juez Carmen Rodríguez Medel, titular del juzgado 51 de Madrid, en las que se trata de determinar cómo actuaron las autoridades sanitarias en la gestión de la pandemia del coronavirus. La pasada semana hacíamos mención a estas investigaciones por las que podrían pasar a ser imputados Fernando Simón y Salvador Illa.

Además, ayer mismo publicábamos un artículo en el que nos referíamos el temor que habría en el gobierno por todo lo que pudiera contar Simón en caso de ser imputado, no es demasiado listo pero tampoco es tan tonto para aguantar sin rechistar que recaigan sobre él todas las responsabilidades de las más de 40.000 muertes provocadas por el virus chino.

Pues bien, hoy Marlaska nos ha demostrado que no íbamos muy desencaminados, además de otras cosas que nos vamos a ahorrar decir sobre el ministro para evitar que nos cierren la web. Pero es más que evidente que esa pérdida de confianza es más bien un auténtico terror a la que se les puede venir encima. Esperamos que cualquier miembro de la Guardia Civil que asuma el puesto del coronel Pérez de los Cobos tenga la valentía y los principios que tiene el coronel cesado. Es un auténtico orgullo que haya guardias civiles con unos principios tan inalterables como los que tiene este señor. Nuestra más sincera enhorabuena.

5 Comentarios

  1. Buenos días si es posible: EL JUEZ O LA JUEZA ACTUANTE DEBERIA INTERVENIR CONTRA EL MINISTRO DEL INTERIOR POR OBSTRUCCIÓN A LA JUSTICIA AL DESTITUIR A UN GUARDIA CIVIL QUE SE ENCONTRABA CUMPLIENDO SUS ORDENES.

  2. Marlaska está prevaricado, quien lo desprevaricará, el desprevaricador que lo desprevarique, buen desprevaricador será.

    ¡Viva la Guardia Civil y esta jueza!. Aún hay esperanza con gente así y respetando la separación de poderes tan vital y esencial y sin policías políticas aseadas e higienizadas, para una madre patria sana y cuidada y una democracia verdadera y respeto a la Constitución.

    ¡Cajones!, perdón iba a poner cojones pero no me atrevía a escribirlo.

  3. El señor ministro del interior,es un prevaricador,yo le iba a llamar por su nombre,pero como no quiero insultar lo voy a dejar,no quiero que se piense que estoy en contra de eso y ahí lo dejo.

  4. Aquí hay un cabo suelto, el más importante, que está CANNES MUTIS: El juez al que le ha llegado la información. Porque -además- tiene sobre su mesa ese sesudo y documentado informe demoledor que hizo la Guardia Civil. Y si el magistrado no procede, eso también tiene un nombre y un delito tipificado.
    La banda de paramilitares jueces de la siniestra, quienes además se auto-califican de progresistas, en realidad lo que hacen es atacar a muerte (léase caso Yak 42) no por moor de la justicia, sino cual servidores de la siniestra. Y cuando esta los premia por los servicios prestados (léase tambien el extraño caso de un tema de narcotráfico) entonces muestran su verdadera faz y se dedican a lo contario. A torcer la ley y fulminar a sus soldados en la batalla por la justicia.
    ¿Que se puede esperar de un especimen que no sabe ni que es el mismo? ¿Que se puede esperar de un especimen que se avergüenza de su apellido Grande, cuya familia lo ostenta en toda su extensíón, proque son grandes de verdad?
    Este tal marlascón, ha mostrado su verdadero rostro.

  5. No echemos las campanas al vuelo con “esta juez”. En principio yo también me alegré, pero leyendo detenidamente el artículo publicado, veo que está haciéndoles el mejor favor que les puede hacer a los siniestros: de homicidio imprudente, lo califica como “prevaricación”. Porque sabe, ella y el resto, que una vez sube el caso a instancia superior, donde está el jarabe, quedará en nada.
    Muy ladina calificación. El problema será si se le llega a ver el rabo. Porque “no hay secreto que no sea desvelado”
    Amunt Señor Lopez de Cobos. A Ud. le hubiera gustado toparse con una juez justa. No parece sea el caso. A la “calificación de los hechos” por la misma juez me remito.

Comments are closed.