SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Está claro que Jorge Javier Vázquez solo escucha a aquellos que dicen lo que él quiere oír y lejos de arrepentirse de su “rojos y maricones” de la pasada semana, se viene arriba y ahora ataca a todo lo que se mueva que no piense como él. Y lo hace a través de un artículo que publica en la revista Lecturas con el que solo demuestra que no aprende y que no va a aprender nunca porque su endiosado cerebro no se lo permite.

Se cree más que los demás. Superior en ingresos, en fama, en intenligencia, en cultura, en pensamiento y, ojo, también en opinión. Porque la opinión que vale para Vázquez es la suya y ninguna más. Las demás, las de los que no piensan como él no solo la desprecia, sino que intenta que la desprecie todo el mundo e incluso que sea silenciada.

Jorge Javier Vázquez es él y sus circunstancias porque es mejor que nadie, piensa mejor que nadie, opina mejor que nadie e insulta mejor que nadie. No se puede escuchar a nadie, excepto a quien piense como él. Él miente, manipula, tergiversa, malinterpreta, insulta e incluso muchas veces humilla, pero eso da igual, son gajes de la perfección absoluta que solo Él posee.

Y ya poniéndonos un poco serios: ¿no habrá llegado el momento de quitarle voz a esos tertulianos que ya sabemos? ¿Hasta cuándo vamos a ser cómplices de sus conspiraciones? ¿Cómo se puede defender la presencia de ciertos personajes en un plató de televisión sabiendo que mienten con absoluto conocimiento de causa?

No hay nada más que decir, con eso está todo dicho, Vázquez. Tú mismo te delatas.