SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

La verdad es que nos llaman mucho la atención las lecciones que nos pretenden dar siempre la pareja Iglesias Montero S.L. sobre machismo, femisnismo, heteropatriarcado y esa supuesta liberación de la mujer con la que tanto se les llena la boca al hablar.

Y es que Irene Montero, en ese sentido, no tiene nada de lo que presumir y lo sabemos todos, por mucho que nos intenten demostrar lo contrario. Esta mañana aparecía Montero en los Desayunos de TVE para intentar lucirse y dio un claro ejemplo de lo que es ser una mujer florero y dependiente por completo de su esposo, el amo.

Pulserita republicana en mano, ella que prometió lealtad al Rey para asumir su cargo, y vestido de luto bien visible, para que se vea que cumple las órdenes del jefe de su “hombre”, Montero dijo lo siguiente sobre la asquerosa intervención que tuvo su pareja en el día de ayer con Iván Espinosa de los Monteros: “La labor del vicepresidente segundo está siendo encomiable […] La derecha lleva semanas llamando a la insubordinación del Ejército”.

Viendo a Montero cómo actúa, la mayoría de las familias españolas nos preguntamos cómo es posible que estos dos nos pretendan dar a los demás lecciones de algo. Son la viva estampa de todo contra lo que dicen luchas. Ella colocada en puestazos siempre por su “hombre” y sin rechistar nada de lo que este diga. Y él, en plan macho alfa, le pone un casoplón en las afueras para que le cuide a la prole mientras se suceden, por otro lado, continuas habladurías sobre supuestas amantes. Son una pareja patética de las que ya no quedan en España ni en el resto del mundo.

Pamplinas.