SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Veamos, pongámonos todos en situación. Es cierto que Pedro Sánchez es presidente del Gobierno y Pablo Iglesias es vicepresidente y, en este momento, quien realmente manda en el Consejo de Ministros pero, ¿creen ustedes que las intervenciones públicas de Sánchez en estos momentos son las de una persona que tenga todo controlado dentro del gobierno? ¿No les recuerda a algo?

Y, a pesar de que muchas veces nos veamos confundidos entre el deseo y la realidad, lo cierto es que a nosotros nos recuerda a aquel famoso fin de semana en el que Sánchez acabó siendo expulsado de la secretaría general del PSOE ante la deriva alocada a la que llevaba a su partido en aquellos momentos. ¿Lo recuerdan?

Fue un fin de semana en el que se mezclaban, también, los deseos con la realidad y la realidad acabó definitivamente con Sánchez. A Pedro Sánchez se le nota demasiado cuando no todo el mundo le rinde la pleitesía que él cree merecer y en estos momentos eso se está notando demasiado. En sus últimas comparecencias además de seguir mintiendo, como es habitual en él, se nota demasiado que las cosas se le están yendo de las manos y no solo en España, también dentro de su propio gobierno hasta llegar al extremo amenazante y chantajista al que llegó ayer.

Y repetimos, puede que estemos mezclando realidad con lo que son nuestros deseos, pero al tipo se le ve absolutamente fuera de sí porque en realidad es como un niño pequeño al que, cuando no le son concedidos sus caprichos, destroza toda la casa tirando las figuras de porcelana al suelo y rompiendo los platos.

Son muchos los que se preguntan sobre quién pudo aconsejarle salir ayer con ese discurso, eso da igual, pudiera ser que Iván Redondo, pudiera ser que Pablo Iglesias e incluso pudiera ser que él mismo. Pero con lo que hizo ayer no solo ha puesto en juego a España, también lo ha hecho con su partido y con el prestigio de muchos de sus ministros y ya sabemos que lo que prima en el PSOE no es España, es el egoísmo de sus líderes que están viendo como se les puede acabar la sopa boba del puestazo y del sueldado si este tipo sigue actuando como actúa.

Ahora analicen, ¿es posible que en todo esto haya más deseo que realidad? Es posible pero tengan en cuenta que está claro que este individuo cada vez demuestra más que no está en sus cabales y eso puede provocar que acabe con todo y, a pesar de que el PSOE es el partido menos patriota y más traidor de la historia de España, es el que cuenta con unos líderes más egoísta y menos preparados.

Y parece mentira que ese egoísmo y esa falta de preparación puedan traer algo positivo pero pudiera ser que sí. Pudiera ser que intentaran acabar con la presidencia de este sujeto para, de esa forma, intentar salvar ellos sus poltronas.

3 Comentarios

  1. No oígo ninguna de sus deposiciones.
    Cuando sale por televisión, cambio de canal, o apago la tele.
    ESTUPIDECES, LAS JUSTAS, y mentiras, menos todavía.
    ¡Y les aconsejo qu ehagan lo mismo!

  2. Yo no pierdo el tiempo viendo engendros como Pedo Sánchez o Paulo Coletas,no aguanto a esos repugnantes y asquerosos embusteros,que su destino final debería de pender de un árbol muy alto y fuerte para que no se rompa la rama en la que está amarrada la cuerda,el Aló Presidente se tiene que acabar y basta ya de propaganda electoral cuando tenemos una crisis monumental y tenemos al marques que parece un semental,no vale un duro,pero debe de estar bien armado para que algunas hembras quieran estar a su lado.

  3. Me da tanto asco que no veo ni uno de sus magistrales rollazos, según me cuentan largos y pesados, con gestos de enamorado de sí mismo, gestos y voz de niño aplicado modosito correcto, voz propia de sermón de cura, embustero patológico el último en darse cuenta de su enfermedad es él mismo, como no puede ser de otra manera. O lo echamos o acaba con España y los españoles, esta marioneta del coletas.

Comments are closed.