Brutal
SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Asistimos ayer a una nueva farsa de lo que eufemísticamente llaman “Sesión de control al gobierno”. Para muestra, la aparición enlutada del gobierno y conmilitones, por fin y casi tres meses después del primer muerto por COVID-19 en España, el 3 de Marzo y 73 del comienzo del estado de alarma el 15, ya con 289 víctimas mortales, creciendo el 30-50% diario hasta el “pico” de 961 del 2 de Abril. Ahora toca escenificación y hacen lo que algunos gobiernos regionales, como hizo el de Madrid -entre otros del Partido Popular- empezaron a primeros de Marzo, corbatas negras, trajes oscuros y banderas a media asta. Y para que se note más, minuto de silencio a las 12:00 -hasta la Corona se ha plegado al golpe de efecto del “artista”- a las puertas de organismos oficiales, algunos presididos por presuntos responsables o ya imputados por posible prevaricación, después de haberse negado durante más de 20 días a dar a la Guardia Civil los expedientes completos de las manifestaciones y concentraciones celebradas y denegadas en Madrid entre el 5 y el 14 de marzo, o el intento de subvertir la no pocas veces cuestionada separación de poderes. Desde el presidente anuncio a la cuota independentista catalana que preside hoy el Congreso, pasando por los “ministros con corbata” -el marqués de Galapagar la sustituyó en su cutre atuendo habitual por una camisa negra-, todos fingen ahora “sentir” un luto hasta ayer ignorado, pese a los continuos llamamientos de Pablo Casado que, como los miembros de su partido y sus enemigos -no rivales- por la derecha, lo venía mostrando y pidiendo desde su primera comparecencia que apoyaba el estado de alarma. Ahora, con más de 27.000 muertos y 236.000 contagios “oficiales”, copian, una vez más, lo que puso en marcha el Partido Popular, el enemigo a batir por el socialcomunismo. Y para remate el doctor Fraude cum Laude con su exceso escénico característico dice: “lo merecen nuestros compatriotas que han dado la vida por nosotros”, como si se tratara de una defensa de nuestro suelo ante una nueva invasión napoleónica.

Con “Por fin se ha puesto usted la corbata negra”, empezó su intervención el líder del principal partido de la Oposición, que al ser presentada con antelación supone respuesta preparada y no acorde a menudo con la pregunta que, al limitar el reglamento la réplica del interpelante a sólo una, deja sin respuesta la contrarréplica del interpelado, con lo que la sesión se convierte en todo menos un control real al gobierno que debería contemplar más preguntas y respuestas directas hasta llegar a alguna conclusión o silencio explícito -no tienen nada más importante que hacer sus señorías, fuera de su principal obligación- por respeto a lo que se dice que es la cámara de “representación popular” de los ciudadanos, muy poco representados realmente. Siguió Casado con una dura acusación: “Exigimos responsabilidades por sabotear la independencia judicial y la investigación judicial de presuntos delitos del 8M, donde pusieron en riesgo miles de vidas. ¡Qué penosa metamorfosis del Faisán al ‘pato cojo’!” y de no ser porque no concibo esa maldad en el Sr. Casado -ya conocen la frase “más m…..n que un pato (o palomo) cojo”-, hubiera pensado que era una alusión a la conocida condición sexual del ministro “Pequeño”-Marlaska. Estuvo acertado el líder del PP en su referencia al hasta ahora peor episodio en la historia del Benemérito Cuerpo: “Desde Roldán, nadie había manchado así a la Guardia Civil”, ante la sonrisa displicente del showman, que se fue por las ramas en su respuesta sobre la derogación de la Reforma Laboral del PP. En mi opinión a Casado le faltó contundencia en su afirmación final “el que sobra en esta farsa convertida en tragedia, no es un coronel, el que sobra es su ministro”… y usted, debió añadir, con sus socios y apoyos, de investidura, gobierno y legislatura. Le hubiera quedado cuadrado, por no decir “redondo”, que podría recordar “la mano que mece la cuna” en Moncloa. Pedro Sánchez, con sus caras y gestos habituales, desde la “impunidad” de su sillón, aprovechó la ventaja de último turno refiriéndose a otro dicho “patoso”, que adaptó a VOX: “si usted habla como VOX, actúa como VOX y vota lo que VOX, podemos inferir que si no es lo mismo, empieza a parecer lo mismo que la ultraderecha” y la enlutada Meritxell Batet dio paso al siguiente. Pero obtuvo la réplica en la intervención de Teodoro García Egea respecto a la relación del gobierno con BILDU.

Vinieron después cruces dispares de palabras reveladores del cada día más claro choque frontal entre grupos. Nuevo “agradecimiento” de Falconeti a Gabriel Rufián por el “apoyo” de ERC -que no apriete demasiado-, que amaga sin dar recordando otra vez la mesa de diálogo. Curioso el nerviosismo del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en su cruce de miradas con su novia Batet cuando ésta le dio la palabra para responder a la portavoz de Juntos por Cataluña, Laura Borrás. Puede que ello condicionara su error: “Se lo puedo decir más claro, pero no más alto”, justo al revés de lo que reza el dicho referido a que el que habla se explicó bien y sólo puede decirlo “más alto, pero no más claro”, o tal vez es que lo que le faltara al ministro fuera precisamente claridad. No dudó en remarcar que “este gobierno cree en la separación de poderes”, dudoso después de lo vivido en los últimos días con el evidente intento de injerencia del poder Ejecutivo en el Legislativo por el informe de la Guardia Civil filtrado -todo apunta a que desde Interior-. Si el sepultado hace 35 años por Alfonso Guerra, el barón de Montesquieu, levantara la cabeza… Tampoco pasó desapercibido el lapsus de la vicepresidente -3ª, creo- y ministra de Hacienda, Marisú Montero, con Espinosa de los Monteros al que llamó Sr. Casado, seguramente traicionada en el subconsciente por ese odio que su partido tiene hacia el PP. No andan finos nuestros ministros, como demostró también la titular de Industria en su “visión de futuro” para ayudar al sector automovilístico “A través de la ACDC” -conocido grupo musical- que confundió con el ECDC -Centro Europeo para el Control de Enfermedades-, cosas del Inglés, supongo. En fin, otro lapsus, como decía Sánchez al PP por pedir el cese de “un guardia civil” que -añado yo- perseguía “críticas a la gestión del gobierno”.

La peor parte -era de esperar- se la llevó el ministro de Interior tras sus más que dudosas actuaciones con el cese fulminante del Coronel Pérez de los Cobos, Jefe de la Guardia Civil de Madrid, después de haber sido presionado -al parecer- por dos de sus mandos para que facilitara información sobre las diligencias que dirige la Juez titular del Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, contra la que el desgobierno lanza de nuevo a la “abogacía de su estado” de abuso y manipulación, para recurrir la actuación de la juez tras la sospechosa filtración a la SER de un informe del Instituto Armado, al que la citada juez le había encargado investigar en relación con la posible responsabilidad del gobierno al no denegar la concentración en de VOX Vistalegre y la manifestación feminista del 8-Morado, como había hecho con un congreso de médicos y otro de las iglesias evangélicas. Al parecer, esta investigación convierte al gobierno en “víctima de una causa general contra su gestión de la pandemia”. Una interferencia, en su caso, que chocaría con las instrucciones de no informar a sus jefes, del mismo Marlaska a la Guardia Civil, cuando instruía el caso Faisán. Pero el ministro se cerró en banda negando cualquier injerencia en otro de los poderes del Estado: “Mientras yo sea ministro, por más que repita una mentira no va a ser verdad”. Para él lo de repetir “De esto salimos más fuertes” debe pertenecer a otra categoría de “verdad” que, cuando menos, choca con los casi 30.000 muertos que ahora el sistema de Monitorización de la Mortalidad, “MoMo”, cifra en más de 43.000, pese a que el tristemente famoso “no doctor” Fernando Simón se esfuerza en los últimos días en recortar cifras, que ayer arrojaban sólo un muerto en el último día. De ser así, ¿qué justifica seguir con la reclusión asimétrica y demás medidas y que se adelante la pretensión del doctor fraude cum Laude de pedir una nueve prórroga del estado de alarma?

No quiero terminar sin comentar la dura interpelación, digna de escuchar, de Cayetana Álvarez de Toledo -estuvo sembrada- a PabLenin Iglesias al que le dijo entre otras cosas que “La prima de riesgo española lleva su nombre, Pablo Iglesias Turrión”; le recordó su hipocresía con Julio Anguita, de héroe a villano -mierda, dijo textualmente- y remató diciéndole: “…se lo voy a decir por primera y última vez, usted es hijo de un terrorista, a esa aristocracia pertenece usted, a la del crimen político”, palabras retiradas diligentemente del diario de sesiones por la “imparcial” Meritxell, ante lo que el impasible Pablo cambió su media sonrisa por un rictus que me hizo temer una reacción parecida a la dicha de Dolores Ibárruri “La Pasionaria” con José Calvo Sotelo en 1936, pero se contuvo limitándose a responderle que había “cometido un delito” y que no iba a “perder la compostura”,  añadiendo: “solo alguien con títulos nobiliarios es capaz de creerse con la impunidad de poder llamar terrorista a alguien, que le saldrá gratis. Por lo tanto, invitaré a mi señor padre a que ejerza las acciones oportunas”. Y no sé por qué reacciona así el Sr. Iglesias cuando en un artículo suyo que circula por las redes, publicado según aparece en “Otra vuelta de Tuerka” -18.09.2012- titulado “El último  Secretario General” que dedicaba a Santiago Carrillo por su muerte, él mismo decía respecto a su origen: “Créanme si les digo que siendo hijo de un militante del FRAP y habiendo militado donde milité, tiene su mérito admirar a Carrillo”, fin de la cita.

1 Comentario

  1. Los dictadores,ahora a falta de uno,tenemos dos dictadores en el gobierno, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez,ambos están bajo las ordenes de Soros y de Nicolás Maduro,que nadie se engañe con estos sujetos las ordenes que le han dado,es destruir España,por eso me extraña que ahora hagan comisiones de reconstrucción,que es lo que van a reconstruir?el bolsillo de los de dicha comisión.

Comments are closed.