SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

La realidad es una, pero cada uno sólo puede ver una parte de ella, debido a su conocimiento y experiencias previas. Por esta razón, lo que está pasando está siendo percibido de muchas maneras, dependiendo de lo que cada uno sabe de cómo funciona el mundo.

Yo distingo, grosso modo, tres niveles de lectura.

 

  • Nivel básico

 

El primer nivel es el de la mayoría de la población.

En este nivel todo se entiende a través de lo que dicen los medios de comunicación pero también, es la versión políticamente correcta de los intelectuales y académicos. La política es aquí el resultado de un conflicto inevitable y permanente entre la izquierda y la derecha. Se cree también que la pandemia es un virus que viene accidentalmente de un murciélago de un mercado de pescado de Wuhan, y que la posibilidad de que sea un virus  no sólo fabricado deliberadamente sino que haya podido ser lanzado con oscuras intenciones es imposible de aceptar, porque supondría que existen poderes ocultos y malvados, y esta idea les resulta imposible de aceptar

Otro dato interesante es que en este nivel de la mayoría de la sociedad, se rechaza de plano la idea de que  la alta mortandad de la pandemia podría deberse a que las antenas 5G disparan la toxicidad en un cuerpo ya vacunado contra la gripe estacional. Esta idea de vacuna + 5G= pandemia se rechaza porque piensan que el gobierno jamás lo hubiera permitido y creen sinceramente que si el 5G fuera malo, estaría prohibido. Casualmente, los vídeos de Youtube que denuncian esta posible relación son inmediatamente retirados, sin ningún tipo de justificación. 

Todos creen que la solución al problema es hacernos muchos tests, y todos están esperando con impaciencia que nos pongan la vacuna que nos permitirá por fin ser libres de nuevo, sin pararse a pensar un minuto que las vacunas podrían ser precisamente el problema.

En este nivel, nadie cuestiona la legitimidad de la victoria electoral del PSOE, aunque nadie sea capaz de explicar por qué la primera persona con la que se reunió Sánchez al llegar a la Moncloa fue Soros, dado que responder a esta pregunta nos llevaría a la teoría de la conspiración, que en este nivel simplemente no se puede considerar en ningún momento, porque se produce un colapso, un bloqueo mental que no se puede traspasar. 

En este nivel de comprensión muy básico y maniqueo de la realidad, hay dos bandos enfrentados, izquierdas contra derechas. Cada bando cree que el otro es el malo, y que su bando es el de los buenos.

 

  • Nivel conspiranoico

 

El segundo nivel, o nivel conspiranoico no es homogéneo, dentro de esta categoría también hay varios niveles de conocimiento de lo que pasa detrás de la cortina.

Aquí tenemos a los que entienden que en realidad, detrás de estas apariencias simplistas y maniqueas, hay unos poderes ocultos que mueven los hilos del poder y colocan a veces al PP y a veces al PSOE, según conviene a su agenda.  En este segundo nivel, ya se entiende que el enfrentamiento de partidos de derecha e izquierda es un teatro necesario, porque así estamos entretenidos pensando que el malo es el del otro bando, de modo que no miremos más allá, por encima de estas cabezas que tanto ruido hacen y nos distraen en todos los medios de comunicación.

Aquí se sabe que ponen al PSOE para  implementar las leyes más impopulares, pero que serán aceptadas por el pueblo borrego porque les han dicho que ese gobierno sale de las urnas. Después de unos años, cuando el pueblo se harta, llega la derecha con promesas que nunca cumplen. 

El PSOE prometió OTAN no, pero después fue OTAN si y España perdió su soberanía militar. También fue con el PSOE de Felipe González, cuando España entró en la UE teniendo que desmantelar su industria, su ganadería, su agricultura para rebajar su potencia industrial y así entrar en las Comunidades Europeas como un país pobre del sur de Europa, cuando no lo era. 

Los que dicen que el malo fue Felipe González porque perpetró esa destrucción de la potencia industrial de España, y votan al PP, se olvidan que Aznar nos metió en el euro y así perdimos definitivamente nuestra soberanía monetaria y financiera. Ni Felipe González ni Aznar no lo hicieron de motu propio, sino que porque así se lo ordenaron desde los niveles más altos de las logias masónicas. Las reuniones del Club Bilderberg sirven para informar a los políticos y otros agentes económicos de qué es lo que se espera de ellos.

Desde arriba planificaron el 11M para poder quitar a Aznar, y poner a Zapatero, quien nos trajo la ley del aborto, la ley de violencia de género y la destrucción continuada de la educación pública siguiendo órdenes de la ONU. 

El PP prometió quitarlas pero luego no lo hizo, de igual manera Podemos prometió quitar la Ley Mordaza pero ahora Iglesias pide más mordaza, por favor. 

¿Y por qué Rajoy no cumplió su promesa ? Pues porque así se lo ordenaron. Él lo explicó diciendo que había tenido muchas presiones a nivel internacional que no pudo superar. Luego explicaré este punto. Después nos han metido a Sánchez con dos fraudes electorales de libro, con algoritmo incluido el 28ª  y el 10N.

En este nivel de comprensión del mundo se sabe que PP-PSOE son dos títeres cuyo papel es aparentar enfrentamiento para crear la ilusión de que el pueblo puede elegir a sus representantes, de que “hay opciones, luego hay libertad democrática”. Ambos bandos sólo están para un mismo propósito: empobrecer España, 

Aquí se sabe que la pandemia es una guerra híbrida, una guerra silenciosa, en la que la población es atacada sin poder defenderse, al ser incapaz de distinguir quién es el enemigo. Esta pandemia se creó artificialmente para someter a la población mundial en un encierro que no se justifica desde el punto de vista sanitario, porque en realidad, es una decisión política: el confinamiento mundial es el  gran golpe de fuerza de control global, que ha conseguido paralizar la economía de casi todos los países del mundo, para destruir las economías nacionales y sumir a la población en la miseria y la desesperación, porque las personas atemorizadas y empobrecidas serán más dóciles a la hora de aceptar la vacunación obligatoria, el rescate a cualquier precio, y aceptarán la venta del país a precio de saldo.

Esto se está llevando a cabo delante de nuestros ojos en estos momentos,  a pesar de la innumerables voces de científicos que dicen que no hay motivo sanitario para este encierro, cuyas consecuencias serán mucho peores para la salud de la población. 

Aquí se entiende que esta guerra de quinta generación en la que las balas han sido reemplazadas por situaciones (leer el documento Armas silenciosas para guerras tranquilas de 1979)  ha sido diseñada por los enemigos de la Humanidad que llevan siglos en el poder, un pequeño grupo muy poderoso que son eugenistas y son los que están detrás, por ejemplo, de todo el montaje de Greta y el Cambio Climático, según el cual el ser humano es el enemigo del planeta, por lo que deben morir millones porque somos demasiados, y que si la humanidad desapareciera, sería lo mejor para la Tierra. Aquí sobramos todos, menos ellos, claro. Y somos nosotros los que contaminamos, ellos no. Por supuesto. Ellos que han secuestrado todas las patentes de energía libre y limpia, ya diseñada por Tesla a principios del siglo XX.

Los agentes visibles de esta camarilla oscura son, entre otros, la mafia jázara de la banca internacional, el Partido comunista chino, la OMS, Bill Gates, Soros y lo que se denomina Deep State o Estado profundo, es decir, los que han estado creando las guerras eternas y tenían controlado al Pentágono desde al menos finales del siglo XIX. Y digo tenían, porque ya no lo tienen.

¿Se han dado cuenta, Señores, que ya nadie habla del terrorismo islámico? Desde que llegó Donald Trump ya no hay más guerras en medio Oriente. Digo yo que, después de casi 20 años de guerras eternas contra el fanatismo islámico, con terribles atentados cada dos por tres, su desaparición completa  debería ser algo digno de ser comentado en tertulias y telediarios, digo yo,  pues no. Nadie considera necesario reflexionar sobre esta repentina desaparición del tan cacareado  por Bush Jr. Eje del Mal. De repente, por arte de magia, puf, despareció el terrorismo islámico.  Y lo más gracioso es que nadie se extraña. ¿Ven lo grande que es la manipulación?

Esta camarilla oscura – que está camino de caer, por fin – domina la banca mundial pedosatánica, siendo el pedosatanismo, el cemento, el pegamento de la corrupción del poder en todos los países del mundo, a través de rituales que le permiten actuar cómo lo hacen. Esto funciona de la manera siguiente: los trepas del poder, que ya tienen rasgos psicopáticos, son llevados  a exclusivas fiestas elitistas que acaban siendo rituales pedosatánicos (Recuerden la película Eyes wide shut) , allí son filmados y después, estos pederastas son colocados en lugares de poder, para que hagan lo que los poderosos quieren, amenazándolos con desvelar esas grabaciones. Ahí tenemos la trama de Jeffrey Epstein, íntimo del príncipe Andrés,  que logró amasar una gran fortuna de la nada y sin tener una profesión conocida. Proveedor ni niños y orgías,  filmaba todo.  Por suerte, ya falta poco para que salte al dominio púbico la participación de los Clinton, Bill Gates y otras figuras de relevancia mundial. 

Con la liberación que lleva teniendo lugar en EEUU desde octubre 2019, de casi 50.000 niños esclavos sexuales de los túneles, este poderoso club pedosatánico está por caer. Este club elitista es muy numeroso, y en él además de políticos, empresarios y financieros, hay muchos artistas como Tom Hanks, Marina Abramovic o Madonna, que son vampiros, y así lo dice Lady Gaga en sus redes sociales. Son adictos a una droga llamada adrenocromo, que es la sangre extraída de los niños tras terribles torturas, porque el pánico les hace segregar adrenalina. Su sangre se convierte en una potente droga que, dicen, es más adictiva que la heroína o la cocaína, porque da un subidón inigualable. Para entender esta realidad hay que saber que La élite pedosatánica nos considera como su ganado y está en todas partes. 

Gracias al equipo que respalda a Donald Trump, su caída está cerca, y durará años. Y conviene empezar a hacerse a la idea que esto no es una leyenda urbana, sino que es real, para que no nos coja desprevenidos.

Pongo un ejemplo: Rajoy dijo que recibió presiones internacionales para no retirar las leyes del aborto y de violencia de género, pero que no pudo superarlas. Por otro lado, sabemos que Rajoy ha sido denunciado por una joven española que dice que ella fue testigo de cómo Rajoy violaba a una niña de 11 años delante de ella.

La joven acusadora sigue ahí, diciéndolo, y nadie la ha denunciado por difamación. Este es un pequeño ejemplo de cómo funciona todo esto. Rajoy no quita la ley del aborto porque por encima de él así se lo ordenan, probablemente bajo la amenaza de hacer públicas alguna filmación incriminatoria. 

Muchos dicen:

¿Cómo puede ser que no se investigue el caso bar España, que hace más de 20 años que los niños ya dijeron que habían sido violados e incluso algunos asesinados?

¿Cómo puede ser posible que no se persiga al abusador Kote Cabezudo con decenas de niños violados por la flor y nata del País Vasco? ¿Y que algunos verdugos señalados por las víctimas sigan sentándose en el parlamento español cobrando del dinero de nuestros impuestos? ¿y que nada de esto salga en los medios de comunicación?

¿Cómo puede ser que no se investigue la trama de los centros de menores de Valencia y Mallorca y el negocio millonario de la red de robo de niños a las familias a través de los servicios sociales para su posterior prostitución ?

¿Cómo puede ser que la Ministra de Igualdad, que no para de hablarnos todo el tiempo de las víctimas del machismo, no se interese lo más mínimo por las  niñas de los centros de menores, abusadas y prostituidas  por hombres ricos y poderosos?

¿Por qué las feministas JAMÁS abren la boca para denunciar estos abusos que ellas deberían ser la primeras en denunciar como consecuencia del machismo del patriarcado?

¿Por qué las feministas jamás denuncian las violaciones perpetradas por las manadas musulmanas y sólo salen a gritar cuando los supuestos violadores son españoles?

Pues es muy sencillo.

Porque NO PUEDEN, porque no se lo permiten, porque saben que si levantan el tema de la pederastia, o si delatan la protección estatal  a los musulmanes violadores, se acabarán las subvenciones a sus chiringuitos. Así de tonto.

Miren a quién tenemos en la Fiscalía General del Estado, una antigua fiscal amiga del comisario corrupto Villarejo, ella dijo que fue testigo de abuso de menores por parte de sus compañeros y nunca lo denunció. Tampoco negó que aquella grabación no era su voz, por cierto.

Miren a quien tenemos de Ministro de Defensa, una mujer que fue Juez decana del Tribunal Tutelar de Menores de Barcelona y está acusada por Clara Reinoso de haber sido el nexo de unión para que le robaran a su hija en la misma clínica privada en la que ingresó sin documentación en 1987. 

¿Cómo puede ser?

El robo y abuso de niños por parte del poder es algo que no se investiga, por una simple razón. Porque el satanismo de las elites es pedosatanismo y ellos se protegen los unos a los otros. Si tú me denuncias, yo te denuncio. Además de que en esas fiestas están todos los colores políticos juntos, y se conocen. La pederastia, el tráfico y abuso de menores organizado desde el Estado y el pedosatanismo  es INTOCABLE. NINGÚN JUEZ SE ATREVERÁ A PERSEGUIR A LOS CULPABLES, tan sólo meterán en la cárcel al menudeo, a los que no tienen contactos ni se relacionan con nadie importante.

Esa es la realidad.

Hay niveles, como en todo. Esto va desde el nivel más bajo en el que son los mismos cuidadores y responsables de los centros los que violan o prostituyen, hasta lo que han estado haciendo  en los túneles en EEUU durante décadas: abuso sistemático de los niños y extracción de su sangre para el consumo del adrenocromo que rejuvenece, pero también granjas para consumo de carne humana, tráfico de órganos, manipulación genética, hibridación con animales, rituales satánicos para ofrecer las victimas a Baal, Moloch o Satanás, además de la producción de pornografía infantil y snuff movies,  todo eso representa el mayor negocio del mundo, por encima de las drogas y las armas.

Y por supuesto, utilización de las filmaciones de la participación activa de personalidades políticas, bancarias y de todos los ámbitos de la sociedad para poder chantajearlos si no hacen lo que estas élites satánicas quieren.

La sociedad occidental es la  cultura de la muerte, con clínicas abortistas y tráfico de órganos y fetos, el fomento del aborto como método contraceptivo, la normalización de la eutanasia y todo lo que hemos estado viendo todos estos días con la pandemia, en la que los muertos sólo son números en una papel, y se alegran de la desaparición de viejos molestos y muy caros de mantener.

Los poderes oscuros, que manejan el mundo y han provocado, diseñado y organizado esta psicopandemia, son los mismos que hacen los rituales con niños, los mismos. 

Bill Gates era íntimo de Jeffrey Epstein y viajó muchas veces con menores a su isla caribeña.  Bill Gates está también acusado de envenenar a miles de niños en la India con sus vacunas que resultan ser esterilizantes. Últimamente el magnate está a todas horas en todas parte. ¿Por qué? ¿quién es aparte de ser multibillonario? No terminó la carrera, no es ingeniero, no es medico ni epidemiólogo y lo único original que ha hecho en su vida es crear virus informáticos para poder espiar nuestros ordenadores, cosa que Apple no tiene.  Luego creó una fundación que busca a toda costa esterilizar a las niñas de Africa o de la India, países que odia por su enorme fertilidad.  Casualmente, este genocida es amigo de Anthony Fauci, el cerebro de la fabricación del virus Covid19, y financia a  la OMS, organismo cómplice necesario de toda esta psicopandemia.

En este segundo nivel conspiranoico se entiende que esta pandemia ha sido un plan para destruir las economías nacionales y someter a la población mundial en un encierro que no se justifica desde el punto de vista sanitario, porque en realidad, es una decisión de dictadura política . El confinamiento mundial para luchar contra un enemigo invisible es el  gran golpe de fuerza de control global de la elite eugenista y pedosatanista, que ha conseguido paralizar a casi todos los países del mundo, para destruir las economías nacionales y sumir a la población en la miseria y la desesperación, y esto se está llevando a cabo delante de nuestros ojos en estos momentos,  a pesar de las innumerables voces de científicos que dicen que no hay motivo sanitario para este encierro, que llevará a la destrucción de la economía de muchos países y las consecuencias humanitarias serán mucho peores. 

Es el conocimiento del pedosatanismo endémico de las elites que manejan el mundo el que permite pasar al nivel superior, el conocimiento de que todo esto es una guerra espiritual.

  • El nivel de la guerra espiritual

Aquí ya son muy pocos los que entienden que todo esto es en realidad una guerra espiritual. La guerra espiritual es la lucha del Bien contra el Mal, pero no pensemos que Bien y Mal son dos lados equiparables de una misma balanza. No, ojo. Sólo el Bien tiene una entidad. El Bien no necesita el Mal para existir, el Bien existe por sí mismo. Por el contrario, el Mal es oposición al Bien, por tanto, el Mal necesita el Bien para existir. De hecho, puede parecer contradictorio, pero los satanistas son creyentes, porque si no creyeran en la existencia de Dios, no podrían oponerse a algo que para ellos no existe. Veneran a Satanás, porque se opone a Dios. Por este motivo hacen rituales y lo invocan siempre, para recibir su poder. Lo gracioso es que hoy en día, la mayoría de la población es atea, ha sido literalmente programada para creer que no existe ni Dios, ni Satán, no existe el Bien ni el Mal. E ignora que sus élites malvadas son creyentes. 

Pero no creamos que la guerra espiritual es algo lejano, ajeno a nuestra vida cotidiana, la guerra espiritual tiene lugar constantemente, en cada momento de nuestras vidas, porque cada decisión que tomamos tiene una dimensión moral. 

La situación actual es tan dramática que mucha gente está despertando, porque el Mal ya no se esconde, está teniendo lugar ante nuestros ojos, con mucho más descaro.  Os voy a mostrar cómo funciona la guerra espiritual con algunos ejemplos.

Cuando vemos los agentes del orden cercenar nuestros derechos fundamentales y multarnos por normativas totalmente ilegales, inconstitucionales, estos agentes trabajan para el Mal. Porque juraron hacer respetar la ley, pero no lo hacen. Por miedo a que los expedienten, porque son incapaces de decir NO a sus superiores o porque son matones y les gusta abusar de su poder.

¿Cómo puede ser que te multen por ir a un supermercado más alejado de tu casa? pues porque están en el Mal, están endemoniados, obedecen al Mal. Por miedo a perder su trabajo, son capaces de cometer delitos, aunque estén uniformados. No existe la obediencia debida. Y en realidad, todos esos agentes están ellos mismos cometiendo un delito contra nuestros derechos fundamentales.

¿Pero cómo puede ser que ordenen retirar los respiradores a los viejos cuando bastaría con comprarlos en España donde los fabricantes están esperando que el gobierno se los compre?

¿O cómo puede ser que compren material inservible y no compren los tests en España, si España está exportando al mundo entero test, Epis, mascarillas y todo lo necesario?

Pues porque el propósito del gobierno no es salvarnos, sino destruirnos, y no sólo el gobierno es responsable de estos crímenes de lesa humanidad, sino toda la cadena de funcionarios que lo hace posible.

Cuando el gobierno comete un atropello a la ley, no miren sólo a la cabeza, miren todo el cuerpo y hasta los pies que hacen que esas órdenes locas, ilegales, peligrosas, injustas se conviertan en crimen colectivo de lesa humanidad.

Porque la inyección letal al viejito no la pone Sánchez ni Iglesias, sino una enfermera obediente que pone su conciencia en el congelador.

¿Cómo puede ser que con tantos muertos no declaren luto nacional?

¿Cómo puede ser que dejen a los enfermos morir solos?

¿Cómo puede ser que no permitan a los familiares acompañar a sus seres queridos en el trance de la muerte?

¿Cómo puede ser que se pueda ir al supermercado lleno de gente y no podamos asistir más de tres personas al funeral de nuestros seres queridos?

Pues porque están endemoniados, pero no sólo el gobierno, sino toda la cadena de mando que son los ejecutantes de estas órdenes satánicas. Incluyo aquí a los obispos y sacerdotes españoles que aceptan someterse,  cuando las iglesias no pueden ser violadas por la policía, por eso los etarras se refugiaban en ellas.

Miles de funcionarios, agentes del orden, sanitarios, sacerdotes y obispos han puesto su conciencia en el congelador y han obedecido, como decía el ex financiero Roland Bernard, cuando contaba que para entrar en las altas esferas del poder financiero había que participar en rituales donde se violaba y asesinaba de la manera más cruel a niños y bebés-

Son miles los obedientes ejecutantes del plan satánico.

Son ellos los que lo hacen posible, porque están poseídos por el Mal.

Porque ya no saben dónde está el Bien.

Unos buscan su rédito político. Enchufar a sus amigos. Cobrar la comisión de los hisopos. Enriquecerse con la muerte de miles de compatriotas. Y otros colaboran tan sólo por mantener su plato de lentejas.

La guerra espiritual está en todas partes a nuestro alrededor.

Lucifer siempre está listo para tentarnos, no descansa:

“Haz el Mal. Que eso te dará mucho dinero” suele ser su más típica tentación.

Este es el mecanismo que explica esta locura: por conservar nuestro puesto de poder, por pequeño que sea, estamos dispuestos a vender nuestra alma al diablo y hacer el Mal.

Este mundo es una escuela de almas, y hemos venido aquí a aprender, no a ganar ni a ser ricos, con casas, coches y todo tipo de caprichos. No hemos venido a tener éxito ni a coleccionar amantes.  No hemos venido a este mundo para que nos aplaudan, ni tampoco a tener razón.  Hemos venido aquí a aprender a hacer el Bien, y eso es muy difícil, porque muchas veces, hacer el Bien supone hacer cosas que nos suponen un enorme esfuerzo, como por ejemplo arriesgarnos a perder nuestro trabajo, que nos expedienten, que nos quiten nuestros privilegios por un fin superior: hacer el Bien y tener nuestra conciencia tranquila.

La pereza, el miedo, la envidia, la codicia,  siempre trabajan para el Mal y son muy poderosas razones que nos ciegan, justificando lo injustificable.Los satánicos ya nos han educado en sus valores invertidos para hacernos creer que el Bien es opinable, que es relativo, que depende de cada uno, que no hay verdad absoluta.

Pero no es cierto.

El ser humano es un ser moral, lo tenemos de fábrica, por eso el fiscal Mena, cuando encarga la eliminación física de alguien, necesita precisar que es un cabronazo o un hijo de puta, porque en el fondo de su corazón sabe que lo que hace está mal, y necesita disfrazar su orden de asesinato como gesta que mejorará el mundo gracias a la eliminación de esa persona.

Este mundo es una escuela de almas en la que el director del colegio es Satanás y su delegado principal es Lucifer. Lucifer siempre es terriblemente seductor, es irresistible, nos dice que él no es Natanás, sino que es el Portador de luz.  Este mundo podría perfectamente llamarse Satania. Por eso impera el Mal

Y ahora tal vez os preguntáis: ¿qué podemos hacer?

Pues lo primero es tomar conciencia de la medida en que estamos participando en el Mal. Y de cómo podemos dejar de colaborar y empezar a hacer el Bien.

No me voy a convertir en predicadora para decirle a cada uno lo que debe hacer, porque cada uno debe hacer su propio camino, y mirando su conciencia con sinceridad, sabrá dónde, cómo y cuando está haciendo el Mal. Para unos hacer el Bien será dejar las adicciones a sustancias destructoras. Para otros, cambiar de trabajo o ser más generosos. Eso es un camino personal.

Pero lo que sí podemos hacer todos es empezar a trabajar por la verdadera justicia y democracia.

No me habléis de regeneración política, ni de proceso constituyente. Porque España todavía no está a ese nivel de madurez política, está todavía en párvulos.

España está todavía en la B con la A,  BA. 

España está todavía que no sabe ni sumar. 

Españoles, ¿qué tal si aprendemos  a sumar?

Si quieres que las cosas cambien, empieza por vigilar que tu voto sea sumado correctamente  el día de las votaciones en tu mesa electoral. 

Y TRES DÍAS DESPUÉS, vete a la Junta electoral de tu provincia y obliga a los magistrados, que nos están engañando desde hace 20 años, a que sumen todas las actas una por una, tal y como manda la ley electoral.

Sumar todas las actas de la provincia es lo que se llama escrutinio general.

Mientras no lo hagamos, seremos borregos sumisos que aceptamos la corrupción del fraude electoral. Seguiremos marchando cabizbajo hacia nuestra autodestrucción. Porque nos gobernarán los más corruptos,  los que se roban las elecciones y no los que nosotros hemos votado.

Y os voy a explicar por qué participar en el escrutinio general  es parte de esta guerra espiritual: 

Porque votar y sumar los votos es la base del respeto a la soberanía del pueblo

y si no se suman las actas, no se conoce la mayoría real.

Sin escrutinio completado, ni el Parlamento es legal, ni el Gobierno es legal y la justicia será controlada por los ladrones del fraude electoral. Así de tonto. Y lo estamos viendo.

Si no sumamos los votos, todo se construye sobre una mentira.

Tú mismo

Si quieres que esto siga así

Tú sigue haciendo lo mismo

Mira la tele

Come panchitos

Y deja que te roben tu voto

Pero no llores

Porque te aviso

Si no sumamos

Nos veremos en el matadero

Porque le habrás dado la victoria al Mal.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL