Capitalismo salvaje
SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

Siempre me he preguntado la diferencia entre un CAPITALISMO SALVAJE, entendiendo por tal aquel que preconiza, por encima de todo, la supremacía del capital por encima de la propia dignidad del ser humano, entre otras cosas, sin entrar en otras muchas características que no vienen ahora al caso; y el COMUNISMO. Está claro, para cualquier persona que se haya documentado algo sobre la historia reciente de nuestro mundo, que la ideología comunista ha causado bastante más de un centenar de millones de muertos en todo el mundo entre desaparecidos, represaliados y asesinados, en los países en los que se ha implantado. Entonces, ¿cómo es posible que seamos el único país de Europa con comunistas en su gobierno y con un vicepresidente segundo (a todos los efectos muy primero), comunista declarado, controlando al CNI español? Sobre todo después de la reciente directiva emitida por el Parlamento Europeo condenando sin paliativos, junto con el nazismo, a esta perniciosa y criminal ideología. Y me pregunto, ¿Qué está pasando en España?

Por un lado después de que toda España se enterara, incluso por los medios de comunicación afines al gobierno, del radical cambio de vida del líder comunista  chavista, Iglesias, al pasar de vivir en un modesto pisito de Vallecas, al Palacete de Galapagar, a pesar de sus reiteradas alusiones en múltiples comparecencias anteriores en el tiempo, “cuando era proletario”, en las que criticaba el modo de vida capitalista; por otro lado, la financiación ilegal de su partido Podemos, recordemos que acaba de perder un pleito frente a su acusador Eduardo Inda, director de okdiario, sobre esta cuestión y, por último, de  otros escándalos que no vienen al caso ahora mencionar; podemos deducir que lo que pasa es que, en el fondo, estos neocomunistas no son nada distintos de los capitalistas salvajes globalistas que a través de fundaciones, organizaciones, Ong,s adictas y demás organismos internacionales (ONU, UNESCO, FMI, BM, OMS….etc) pretenden imponernos su N.O.M. (nuevo orden mundial), mediante sucesivas directivas emanadas de las distintas conferencias internacionales de la ONU, celebradas desde la década de los 80, atropellando la dignidad de los pueblos y sus estados, incentivando toda clase de revoluciones internas para socavar su soberanía,( nacionalismos radicales, separatismos, secesionismos…etc, recomiendo la lectura del libro “SOROS rompiendo España”) para cambiar sus costumbres, atacar sus instituciones más sólidas como la familia el matrimonio y la Iglesia (católica, claro) y así catalizar negativamente la identidad de las personas que conforman ese estado para cambiar su forma de pensar y para imponer su macabro plan de gobierno único mundial, esto es,  un planeta gobernado solo por unos pocos oligarcas financieros multimillonarios, una religión única (que por supuesto excluye a Dios como Supremo Hacedor del universo) para todo el mundo, mezcla de las nuevas tendencias de la New Age (nueva era) basada en creencias paganas y esotéricas, y un pensamiento único. Y el que se salga de los cánones establecidos se le tratará como apestado y no se le permitirá convivir en sociedad o se le desterrará a los Gulag que se determinen al uso para su confinamiento y reeducación en el mejor de los casos (al uso de Orwell en 1.984, mezclado con “Un mundo feliz” de Aldous Huxley y con un aderezo significativo de “Señor del mundo” de Robert Hughes Benson, escritores visionarios que ya preveían estos acontecimientos).

Este comportamiento que describo, llevado a cabo como digo, por los líderes globalistas es muy similar al de los neocomunistas de hoy. Una vez agotado el filón de la lucha de clases como motivo principal de su revolución (me refiero a los neocomunistas de hoy), era necesario enfrentar a las masas de otra manera, porque el comunismo necesita del enfrentamiento apoyado por la propaganda y el control de los medios de comunicación, entre otras cosas, para subsistir. Ahora los motivos son otros, la lucha entre hombre y mujer (enfrentamiento entre géneros) por la supremacía y el empoderamiento en todos los ámbitos de la sociedad, que utiliza como instrumento la IDEOLOGÍA DE GÉNERO, y otros medios también como el fortalecimiento y expansión del lobby LGTBI, para cambiar parámetros de conducta y destruir valores morales; el ABORTO, la EUTANASIA y la persecución religiosa (¡ojo!, solo a los cristianos católicos mayormente, de momento, ya que los musulmanes no representan todavía un peligro para ellos) son también parte de los apoyos en los que basan su “revolución neocomunista”.

Como puede verse, los instrumentos en los que se apoyan el N.O.M. y el neocomunismo son muy similares. Porque muchos de los objetivos son los mismos: reducir la población mundial a la tercera parte como máximo, de ahí la proliferación del aborto, la homosexualidad y la eutanasia como acabamos de decir; crear un reducido grupo de gobernantes, todos ellos pertenecientes a las élites económicas y financieras mundiales, hacer desaparecer las clases medias para crear una gran clase empobrecida en todos los aspectos, subsidiada dirigida y anestesiada y que carezca de capacidad de pensar (objetivo primordial comunista); que solo exista una religión( que excluya a Dios y al culto público) como forma más expeditiva de controlar el pensamiento trascendente de las masas, o simplemente que no exista, y un pensamiento político único a favor de esas élites. ¿Estarían estos gerifaltes comunistas también dentro de esta pequeña élite gobernante de multimillonarios del N.O.M.?. Pues claro, solo hay que ver, por ejemplo, las fortunas que líderes comunistas contemporáneos como Fidel Castro y Chaves han dejado a sus respectivos vástagos. Al uno 900 millones de dólares, al otro (la hija de Chaves vive en un lujoso apartamento de New York) 1.200 millones de dólares.

A modo de recordatorio os diré que, en el año 1.989, cuando cayó el muro de Berlín y con él el régimen de la URSS, iniciándose la famosa Perestroika de la mano de Gorbachov, salieron a la luz las enormes propiedades y mansiones (algunas de extensión superior a Andalucía, con helipuertos y pistas de aterrizaje) que poseían algunos líderes del politburó ruso en el sur de la Rusia de entonces. ¿Hay pues alguna diferencia significativa entre los líderes globalistas pertenecientes a las oligarquías y familias financieras más potentes del mundo (Fundación Rockefeller, Banca Rotchild, Banca Morgan, los Dupont, nuevos ricos como Bill Gate o Jeff Bezos (de Amazon)….etc) y los actuales líderes neocomunistas?. A mi parecer, ninguna. Por eso trabajan de la mano o simplemente uno va de la mano del otro o al revés según convenga.

Por último, me gustaría hacer una reflexión que seguro está en el pensamiento de muchos y que viene a cuento de esta exposición. ¿Por qué ese exacerbado odio de la izquierda española al General Franco? Dejando aparte consideraciones como que, por un lado, son herederos de los que perdieron la guerra, aunque muchos detractores de hoy del General son hijos de los que combatieron en el bando nacional; por otro lado, del odio y el rencor traspasado de unas generaciones a otras, y también del no menos importante lavado de cerebro que se le ha hecho a nuestras generaciones de jóvenes desde los centros culturales y educativos en los últimos 40 años, con la descentralización de la enseñanza a las CCAA y con la aquiescencia de una derecha cobarde y temerosa que ha abdicado de la mayor parte de sus principios (me refiero al PP), creo que el principal motivo de este odio visceral está en el gran logro del gobierno de Franco: la creación de una GRAN CLASE MEDIA. Pienso que una gran clase media es sinónimo siempre de estabilidad política y social y de una correcta y justa redistribución de la riqueza, entre otras cosas. Y la izquierda de nuestro país tiene verdadero pánico a que las generaciones de jóvenes hagan este descubrimiento. Se les llena la boca de insultos (el recurso del pobre) y de las palabras oprobiosa y dictadura.

Recuerdo que, en los primeros años de la transición, año 1.976 más concretamente, escribe Pío Moa en su libro “Franco, un balance histórico”, que llegó a España Alexander Solzhenitsyn, el famoso escritor y disidente soviético encarcelado  muchos años por el régimen comunista, y al ver cómo vivían los españoles, a una turba de escritores progres, de izquierda claro, que le acompañaba, les hizo con asombro la pregunta  del millón: ¿Que España es una dictadura?. ¿Ustedes saben lo que es una dictadura? Ustedes los españoles pueden desplazarse a donde quieran, dentro de España y al extranjero sin tener que pedir permiso a nadie, pueden leer en cualquier kiosco prensa extranjera, pueden manifestarse en huelga (dentro de unos límites, claro), pueden utilizar libremente fotocopiadoras, etc… Todo esto es impensable en mi país. Esto es, en definitiva, lo que la izquierda española, heredera del bolchevismo más rancio y anacrónico, no quiere que las generaciones de jóvenes descubran. De ahí la inicua ley de “memoria histórica” que más bien es un compendio legal para la búsqueda de mentiras encaminadas a tapar las vergüenzas y crímenes de la izquierda desde que se inició la guerra civil.

A modo de epílogo diré que cuando España en los años 40, y recién terminada la contienda mundial, sufría el más atroz y cruel de los aislamientos por parte de los que se dicen hoy “nuestros amigos europeos y americanos”, y tan solo llegaba a España la escasa ayuda argentina que podía burlar el férreo bloqueo al que nos tenían sometidos por tierra, mar y aire, el único político inteligente que había en Europa, Winston Churchill, ya advertía a los que con saña inusitada mantenían dicho bloqueo, que “aflojaran” e hicieran la vista gorda porque el régimen de Franco era el único baluarte poderoso que tenía occidente contra el comunismo. Visión de estado. Cualidad inexistente hoy en nuestra clase política con capacidad de gobernar. De momento.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL