SI TIENES DUDAS LEGALES, NUESTRA ASESORÍA JURÍDICA LAS RESUELVE DE FORMA GRATUITA
#AyudaEntreCompatriotas
TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRARNOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

La democracia y la justicia en España van brillando, poco a poco, por su ausencia y cada vez son más los motivos que nos da este gobierno para no creer ni en una cosa, ni en la otra. Estamos ya hartos de ver en España compras desde el Ministerio de Sanidad de lo más extrañas en las que se paga un sobreprecio a empresas de lo más raras y de las que desconocemos datos tan normales como su dirección o su localidad.

Y a todo esto, países como Bolivia nos vuelven a dar una lección en lo que a la persecución del fraude y de la corrupción política se refiere. Según el digital boliviano ‘Urgente‘, dos responsables del Ministerio de Sanidad de aquel país han sido detenidos por pagar un sobreprecio en la compra de unos respiradores a la empresa española GPAINNOVA.

Según ese mismo digital, el gobierno boliviano compró los 170 respiradores del tercer intermediario y a 27 mil dólares, cuando cuesta $us 6.500. Además, incluye unas declaraciones del gerente de la empresa GPAINNOVA en las que afirma “que los 170 respiradores que adquirió Bolivia fueron mediante tres intermediarios, uno español, otro bolivano y un tercero que se contactó con el gobierno, ya que la empresa encargada de la elaboración de los equipos no comercializa directamente el producto. Aclaró que el producto adquirido por el intermediario fue el básico, cuyo costo base es de 6.500 dólares“.

Debido a todo ello el pasado martes, Fernando Valenzuela, director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Salud, y Giovanni Pacheco, director de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico, fueron detenidos tras comprobarse que la adquisición de los respiradores se hizo a un costo muy superior del precio original y a una empresa intermediaria.

Ya ven, igualito que aquí en España. Igualito..

1 Comentario

  1. Aquí la justicia está podrida a las ordenes del gobierno,aquí roban y roban y vuelven a robar y no pasa nada,porque si no el señor Salvador Illa y Fernando Simón,ya estaban en la cárcel.

Comments are closed.