ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

TE ATENDEMOS GRATUITAMENTE EN TODAS LAS DUDAS LEGALES QUE TENGAS CON EL COVID-19 PONTE EN CONTACTO HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

#AyudaEntreCompatriota

Un médico saudí rompió a llorar tras rechazar el abrazo de su hijo pequeño al llegar a casa después de un día de trabajo. El momento fue grabado en video y difundido en redes sociales para crear conciencia sobre la realidad que enfrenta el personal sanitario en su entorno familiar mientras luchan contra la pandemia de coronavirus.

El doctor, identificado como Nasser Ali Al Shahrani, trabaja en el hospital Rey Salmán en Riad y explicó que “todos los colegas deben evitar acercarse a sus hijos y familias hasta que se laven las manos y tomen las precauciones necesarias”, recogen sus palabras medios locales.

Además, el médico comentó que generalmente llama a su esposa antes de ir a casa para impedir que sus hijos le den la bienvenida hasta que se cambie de ropa, esterilice sus manos y tome una ducha.

Al Shahrani señaló que el objetivo del video era “hacer que los ciudadanos y residentes conocieran los peligros del coronavirus y cumplir con las órdenes e instrucciones del Ministerio de Salud”, ya que se trata de una infección altamente contagiosa.

 

Artículo publicado por actualidad.rt

1 Comentario

  1. Yo en los casos extremos que me ha tocado pasar en al vida, no lloro. !Actúo! Seguramente porque mis hermanos y yo tuvimos la enorme suerte de que nos formaran nuestros padres. Ahora entendemos la gran suerte que tuvimos, la mejor herencia, la mejor suerte. No existe nada mejor. Y cada vez lo agradezco más cuando veo a otros padres.
    LLora menos y se responsable de tu voto. Y sobre todo no pongas en un brete a un niño, tu hijo – del que tu eres su pilar y referente- derrumbándote. El niño todavía no sabe ni etiquetar sus emociones y viéndo esta escena (con la mami grabando no fuera que no pudieran tener likes en sus redes) !Todo por una imagen en el lodazal de las redes sociales!Llorar es siempre signo de auto-complacencia, de “pobrecito que soy”.
    Mi padre no hubiera llorado nunca ante mí, porque me quería demasiado.
    Esto que escribo- ante tanto imbécil de los balconcitos y aplausitos- se que no es políticamente correcto. Por eso, por esos votantes de lo “políticamente correcto” el genocidio actual.

Comments are closed.