lazo
ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

TE ATENDEMOS GRATUITAMENTE EN TODAS LAS DUDAS LEGALES QUE TENGAS CON EL COVID-19 PONTE EN CONTACTO HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

#AyudaEntreCompatriotas

Tengo que confesar que soy poco amigo de los lazos y -mucho menos- desde que las gentes de mal vivir los vienen utilizando como arma arrojadiza contra los que no piensan como ellos. No citaré ejemplos porque están en la mente de todos y vivimos tiempos de ahorrar (palabras o lo que sea) por lo que pueda pasar con el pedazo de ruina sanitaria y económica que ahora nos inunda y después nos espera.

[Accede a las cifras del coronavirus en tiempo real]

Pero sería muy oportuno que los españoles que nacimos entre los años 20 y 40 del pasado siglo nos hiciéramos con uno de esos lazos (espero que no sea difícil conseguirlos) para que los prendiéramos en nuestras camisas, chaquetas u otras prendas de uso personal, en recuerdo, respeto y desagravio de tantos compatriotas nuestros que están perdiendo la vida por los efectos perniciosos -directos o indirectos- del virus que nos asuela.

Compatriotas que formaron, junto con los coetáneos que aún vivimos, una legión de servidores de la patria que con el esfuerzo de todos y unos gobernantes que buscaban por encima de todo el auténtico progreso, situamos a España en el noveno lugar del mundo.

Compatriotas (que ya se acerca a los trece mil) que no han podido tener la ceremonia de despedida de este mundo que hubieran deseado, a la que tenían un inviolable derecho.

Compatriotas que han llegado a esta situación por la incompetencia y falta absoluta de previsión de nuestros gobernantes que vergonzosamente ocultaron lo que sabían varias semanas antes, para satisfacer sus incontenibles ansias de propaganda ideológica y permitiendo unas manifestaciones que han retrasado las medidas preventivas que eran absolutamente necesarias.

Sumado esto, al criminal retraso del gobierno en dotar a los sanitarios de los medios de protección para ellos y para los enfermos, nos vemos hoy como un país abandonado. Porque España, con el 0,6% de la población mundial, cuenta hoy con el 20% de los fallecidos.

Mientras tanto, el cateto, plagiador, embustero e incompetente presidente del gobierno va por las televisiones que reciben regalitos del poder, para hacerse publicidad gratuita. Y Pablo Iglesias, exhibiendo diabólicas risitas y jugando a Maduro.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA