El otro día, un amigo me habló de un proyecto que me pareció muy interesante, por lo que empecé a buscar información. La empresa resultante de la idea se llama Acuaponia XXI, ha salido bastante en prensa por lo que no fue difícil dar con el promotor. Acaba de crear un canal en YouTube donde promete ir subiendo información. El enlace al canal es https://youtu.be/FNzyKysuu2s. , donde ya hay un primer vídeo. 

¿Pero qué es la acuaponía y que pretende hacer la mercantil? Me pongo en contacto con Alvaro Núñez de Villavicencio, administrador de la empresa e ideólogo del proyecto. Una vez presentados, pasamos a mantener una amena charla de todo lo que supone ser emprendedor en España, y más con ideas innovadoras como esta. 

La problemática de emprender en España, casi en Europa, es un problema de procedimiento y de la Ley.  Hace bastantes años, un amigo que era un alto cargo en un importante banco de España, le dijo, hablando de este tema, que en Europa son tan garantistas porqué el que la hace no la paga, o la paga tan poco que es un riesgo asumible, frente a USA, que el que la hace, se llame como se llame, lo paga y caro. Cierto es que en América hay más facilidad de encontrar financiación para nuevos proyectos, pero hay que tener cuidado de no meter la pata. Allí el capital riesgo está perfectamente definido y segmentado, encuentras empresas especializadas en semilla, en lanzaderas, en consolidación, etc. En Europa conseguir dinero para un nuevo proyecto sin aportar un montón de garantías es una ardua tarea, la tan manida frase de:”¿ Uds., que aportan?”,  sin valorar más allá de las garantías o el dinero físico, sin importar las horas de trabajo, viajes, estudio ,etc., y las empresas de capital riesgo quieren entrar en empresas ya en marcha, por lo que el panorama es difícil, pero no hay que desistir. Si tienes una buena idea, hay que pelear hasta la extenuación. 

Entrando en materia, acuaponia se define como un sistema sustentable de producción de alimentos que combina la acuicultura (cría de animales y plantas acuáticas) y la hidroponía (el cultivo de plantas en el agua) en un medio ambiente simbiótico y totalmente ecológico. La palabra acuaponia viene de la contracción de las dos palabras que combinadas dan el neologismo: acua – acuicultura, ponia – hidroponía.   

  El origen o uso de este sistema es muy antiguo a la vez que muy discutido, pero hay dos grandes referentes: 

  • Los egipcios y sus cultivos a lo largo del río Nilo 
  • El lejano oriente y su característico cultivo de arroz. 
  • Las Chinampas utilizadas por los pueblos antiguos de Mesoamérica (toltecas, aztecas) 

Pero como técnica moderna, la acuaponia se remonta a la década del setenta en Estados Unidos cuando los investigadores William McLarney y Ronald D. Zweig empiezan a hablar del concepto y a trabajar en su desarrollo en Hawái 

El sistema es muy simple inicialmente: los peces, langostas, caracoles, etc., incrementan los nieles de toxicidad en el agua a través de sus heces y del alimento que no consumen. Esa agua es dirigida a los cultivos que toman los nutrientes necesarios a la vez que limpian el agua para luego ser nuevamente redirigida al estanque donde se encuentran los peces.  Dependiendo el cultivo y la fauna marina se puede practicar acuaponia con agua dulce, salada o semidulce.

Una forma más simple de explicarlo: imagine una fuente donde el agua se mueve en un circuito cerrado. En la bañera se depositan los peces, que van empobreciendo el agua con sus deposiciones solidas y líquidas, con el resto de las escamas o de la comida no consumida. Esta agua tiende a amoniacarse, que, con la acción de unas poblaciones bacterianas, ese amoniaco se convierte primero en nitroso, muy peligroso, y luego en nítrico, ideal para las frutas y hortalizas. Como estas últimas las tienes aparte y sin sustrato, se le aporta el agua por medio de unas bombas. Es la parte aérea de la fuente. Las plantas toman el nitrógeno y dejan el oxígeno, que limpia el agua que vuelve a la piscina o bañera. 

El sistema está muy desarrollado en otras partes del mundo, como EEUU donde hoy se producen con este sistema mas de 750.000 toneladas, y como curiosidad, acaban de conseguir criar salmón, un hito importantísimo. Otras partes del mundo donde también está bastante desarrollado es en Australia, Nueva Zelanda etc. En Europa ya se está realizando está técnica desde hace unos pocos años, tres o cuatro, en Alemania, Bélgica, Holanda. En España aún no se está desarrollando incompresiblemente, pero eso es lo que se va a solucionar con la puesta en marcha de esta realidad más que proyecto. 

Álvaro, es ingeniero agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, empezando a trabajar en esta línea de desarrollo en la época de la crisis económica del 2009. Cuando la crisis afecto a la sociedad y empezaron a caer empresas, a abandonarse obras inacabadas, los bancos empezaran a ejecutar prestamos, se me ocurrió que esta podría ser una forma de dar uso a todas esas instalaciones. Después de varios diferentes intentos, muchas horas de trabajo y dinero invertido, por diferentes avatares de la vida, llega la posibilidad de dar vida a unos terrenos que va a ceder el Ministerio de Agricultura al pueblo de Castellar de la Frontera, con la condición de crear negocios ecológicos, y con la agravante de estar situados dentro del Parque Natural de los Alcornocales, Cádiz, y de ahí nace Acuaponia XXI. Negocio más ecológico y respetuoso con el medioambiente que este, que no usa ni herbicidas, ni insecticidas ni nada parecido, no hay seguro. 

Las casi 6 Has de la finca conocida como “Los Cuarteles” ya que fue un cuartel de artillería abandonándose a principios de los años 90, unido a la belleza del paraje, con las limitaciones de su situación, lo convirtieron en un reto. 

A finales del 2016, ya con la forma que se le quería dar muy definida, se creó la mercantil, porque el inicio de la actividad iba a ser inmediato, pero hubo un parón por diferentes motivos que costó mucho ir solventando.  

Actualmente la situación es que se gano un concurso público en el año 2018, consiguiendo en junio de 2019 la clasificación como proyecto de interés general. Este hito es muy importante porqué está aprobado ya todo lo que en el proyecto de actuación se solicita, sin necesidad de plan parcial y demás inconvenientes. Si hay que presentar Proyecto básico, pero nada más. Los terrenos pasan de ser rústicos a edificables en las condiciones solicitadas en el plan especial.

En Yanguas de Eresma, Segovia, estamos en la misma situación, ya se tiene las diferentes declaraciones, aunque aquí fue más simple, ya que las construcciones y rehabilitaciones van en suelo urbano, y los invernaderos en suelo rústicos. Mucho más fácil todo. Aquí se aprovecha unas instalaciones de una estación de ferrocarril de mercancías en desuso hace bastantes años.

Cada proyecto tiene sus particularidades, pero la mayor parte es igual, con las diferencias lógicas por la ubicación, que condicionan no sólo el tipo de vegetales a producir, sino también las necesidades energéticas y constructivas. Castellar, aunque en invierno hace frío, son pocos días y casi siempre por encima de los 0º, mientras que, en Segovia, las heladas son habituales. La diferencia de temperatura diurna nocturna, en Yanguas en invierno y verano puede ser de más de 15º, mientras que en el sur esto tampoco se da.

El que sea novedoso en España, da una amplitud de posibilidades de desarrollo tanto al proyecto como al entorno, enormes, generando una actividad económica en la zona muy importante, directa e indirecta, porque se va a favorecer el tránsito de mercancías y personas ya sea por visitas, congresos, cursos de formación, aula medioambiental o estancias en los alojamientos previstos.

Las diferentes vías en las que se apoya el todo, que se destacan en el cuadro de continuación, darán forma a los dos mayores complejos medioambientales de España, únicos, y de Europa.

Es indudable que la repercusión social es y va a ser muy alta, influyendo directamente en el ámbito de posibilidades económicas de unas zonas desfavorecida y con un alto porcentaje de desempleo, en Castellar y con un problema de despoblación, Yanguas, muy preocupantes.

 A estas ubicaciones, se le asocian varias iniciativas encaminadas a una producción óptima y a dar una mayor vitalidad a las instalaciones. Para ello se va a poner en práctica el siguiente plan de desarrollo, que tiene diversas vertientes basadas en cuatro pilares, I+D+i, educacional, divulgación y producción.

Si, como se ha comentado, es un sistema que no existe aún en España, la parte de I+D+I es fundamental para el buen fin del proyecto, su crecimiento y sostenibilidad a largo plazo y por su alcance en el entorno en el que se mueve. 

Partiendo del aula medioambiental, donde se incorporan las distintas corrientes de trabajo encabezadas por la “cátedra multidisciplinar”, de nueva creación, que abarque las distintas especialidades a investigar: medicinales, agropecuarias, ordenación del territorio y desarrollo de proyectos. Cooperación internacional.

La parte medioambiental enfocada a la producción se quiere dirigir hacia la consecución de productos típicos españoles y que aún no se tiene constancia fehaciente de su capacidad de adaptación a la acuaponia y a la mejora de la productividad de los ya probados, en tanto cantidad y calidad de los mismos.

Con la mejora en cantidad y calidad se realizarán nuevos proyectos de instalación y desarrollo de esta modalidad de cultivo, no sólo para Acuaponia XXI sino también para otros clientes que deseen ponerlo en marcha. No es del todo una pata científica, pero si aplica mucho de lo estudiado en este ámbito. 

Todo esto tiene un componente divulgativo que se desmenuza en hostelería, organización de eventos y convenciones, comercialización de los productos y formación de personal.  

Parte del concepto que crea este proyecto está en la educación, en la enseñanza y divulgación de la necesidad de respetar, de crecer de una forma sostenible y con un conocimiento profundo del entorno, lo que permite su conservación e integración en el conjunto y en el desarrollo de futuro. Con estas líneas de vocación, se plantean los distintos usos de las huellas disponibles, así como las diferentes formas de transformar y proyectar los conocimientos que aquí se adquieren. 

Se realiza un restaurante, donde se puedan degustar los productos acuapónicos, zona de enseñanza, hotel rural, con una parte más específica para alumnos, zona de convenciones, tienda de venta directa, etc.

La enseñanza se focaliza en diferentes aspectos y por edades, talleres infantiles medioambientales de fin de semana, campamentos de verano, visitas de colegios con duración mínima de dos días, cursos de formación con diferente grado de dificultad para formar a los futuros empleados o para el autoempleo, en unión con el SEPE y la iniciativa privada.

El complejo tal y como se ha planteado tiene la misión de implantar, desarrollar, estudiar y divulgar esta forma de obtener productos respetando, cuidando y beneficiando el entorno, mediante un crecimiento sostenido y sostenible en el tiempo. Poner en valor el conocimiento y respeto por el medioambiente. 

La capacidad de adaptación a distintos formatos y medios, así como las posibilidades de desarrollo, hacen de este proyecto, una oportunidad única e inmejorable de expansión, calidad, y de optimizar recursos a lo largo del territorio nacional que, actualmente, tiene un futuro incierto.

La producción, ecológica al cien por cien, unida a unos costes productivos más bajos, hacen y harán de este sistema referencia en España, posibilitando ser más competitivos, con más y mejor producción, y con una optimización de conocimiento y espacio.

El desarrollo empresarial cuenta con el apoyo de todas y cada de las administraciones intervienen de una forma u otra, consolidando un proyecto global e integrado en la riqueza medio ambiental del entorno, que genere actividad económica y empleo, pionera en la exploración de nuevas técnicas de cultivo y producción menos agresivas, profundizando en su desarrollo vía I+D+i, totalmente respetuosas con el entorno, que completan un proyecto con vocación y garantía de permanencia, rentabilidad y sostenibilidad económico y social .

1 Comentario

Comments are closed.