ESTA para Estados Unidos

Estamos viviendo momentos difíciles, muy complicados para casi la totalidad de los que vivimos en el Planeta, pero eso no impide que puedas tramitar el ESTA para Estados Unidos y preparar tu próximo viaje a la capital del mundo. Porque volveremos a disfrutar de nuestras calles, de nuestras aficiones, de nuestros amigos y familiares y, sobre todo, volveremos a viajar.

Y tras este duro confinamiento por culpa del COVID-19 viajar a Estados Unidos será una interesante opción pues, según los analistas económicos el precio de los vuelos, los hoteles y los bares y restaurantes se reducirán considerablemente.

¿Y qué mejor que celebrar el final de este estado de alarma que nos ha tocado vivir con un viaje a la capital del mundo?, ¿qué mejor que conocer Nueva York o volver a visitar La Gran Manzana?

Nueva York, situada en la costa este de los Estados Unidos de América, es una ciudad única, en la desembocadura del río Hudson en el océano Atlántico, está formada por cinco famosos distritos. Y es que la primera vez que una persona visita Nueva York se siente en un lugar conocido, porque han sido muchas las veces que hemos visto sus calles, sus parques, sus rascacielos o museos en la televisión y, por supuesto, en la gran pantalla.

Hay muchas excusas para visitar Nueva York y muchas cosas que ver en la ciudad que nunca duerme y también muchas opciones de alojamiento, por eso te recomendamos que antes de viajar a Nueva York te informes y asesores tanto si vas a organizar el viaje por tu cuenta, contratando directamente el viaje y alojamiento por internet, como si vas a acudir a una agencia de viajes para que lo gestione y se encargue de todo.

Pero para viajar a Estados Unidos se han de solicitar una autorización previa por parte de cada uno de los viajeros.

Esta autorización recibe el nombre de ESTA USA y se corresponde con las siglas ‘Electronic System for Travel Authorization’, o en español, ‘Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje’. El Sistema Electrónico para la Autorización de Viaje (ESTA) es una medida de seguridad por la cual el gobierno de los Estados Unidos puede evitar que viajeros no deseados puedan embarcar en un avión o barco con destino a EE.UU., tanto en viajes con destino a los Estados Unidos como aquellos vuelos que hagan escala en ese país.

Al solicitar el ESTA y obtener la correspondiente autorización se está permitiendo el viaje a los Estados Unidos, por lo que es imprescindible para aquellas personas que viajan sin solicitar el visado para EE.UU., que se tramita ante el Consulado.

Un ESTA, que se solicita en tan solo 5 minutos y que tiene un coste muy reducido, es válido durante dos años desde el momento de su aprobación. Durante este periodo de validez puede hacer un número ilimitado de viajes a los EE.UU., tanto por negocios como por turismo. Cada estancia en EE.UU. puede tener una duración máxima de 90 días.

Los viajeros tienen que poder demostrar a su llegada a EE.UU. que tienen la intención de salir de los Estados Unidos, presentando un billete de ida y vuelta o de tránsito. Se ha de destacar que también es necesario solicitar un ESTA para viajar a Alaska, Hawái, Puerto Rico, Guam, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos y las Islas Marianas del Norte

Los viajeros sospechosos de representar una amenaza para la seguridad y el orden público pueden ver su entrada prohibida por el Departamento de Seguridad Nacional, incluso estando en posesión de un ESTA o visado para Estados Unidos en vigor. Además, tos viajeros que después del 11 de marzo de 2011 hayan estado en Irán, Siria, Corea del Norte, Sudán, Yemen, Libia o Somalia, o hayan tenido la nacionalidad de alguno de estos países alguna vez, no pueden solicitar un ESTA para visitar Estados Unidos.