relatividad del confort
ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

Según los científicos, nuestra amada Tierra sigue su curso normal y todo parece estar tranquilo como si nuestro planeta estuviera quieto. Sin embargo, sabemos que la Tierra, jamás está parada porque gira a una velocidad de 1.700 kilómetros por hora y orbita alrededor del Sol a 107.000 kilómetros por hora. No sentimos ningún movimiento porque estas velocidades son constantes.

[Accede a las cifras del coronavirus en tiempo real]

Pues esa calma aparente, torpes de nosotros, creíamos tener los habitantes de los 25 países con mayor PIB del mundo con más exigencias cada día para poseer la mejor casa (como Iglesias), el mejor coche (como Iglesias) y los mejores sueldos y prebendas (como Iglesias). No nos pasaba ni por el pensamiento que podría zozobrar esa vida de confort que disfrutaba alrededor de un 50% de la población mundial (la otra parece que no existe, o, lo que es peor, que no importa).

Y, mira por donde, aparece el coronavirus y deshace esa supuesta calma hasta cotas insospechadas. Los primeros que quedan con el culo al aire son algunos gobiernos de pacotilla (por no llamarles otra cosa que bien merecen) y también los de los países muy mal gobernados, como es el caso de España, que está en manos de incompetentes y malvados de tamaño XXXLLL. Y ahora nos tenemos que aprender, imperativamente, una lección sobre “la relatividad del confort” que nunca olvidaremos los ancianos, nuestros hijos, nuestros nietos y quizás nuestros biznietos. Porque si reflexionamos sobre lo que hemos tenido que asimilar en dos semanas, convendremos que ni por asomo lo hubiéramos adivinado.

Pero la fuerza de los hechos nos ha enseñado que podemos vivir (aunque sea temporalmente) sin usar el coche, sin ir al gimnasio, sin salir a cenar cada dos por tres, sin ir cada mañana a tomar el “cafelito” o llenar las terrazas al atardecer para tomar la cerveza o el medio.

Y dando gracias a Dios y a las nuevas técnicas con las que nos podemos ver unos a otros para satisfacer esa necesidad (tan nuestra) de cercanía a los familiares y amigos, aunque sea de una manera virtual.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL