Sueldo de Quim Torra
Quim Torra
ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

TE ATENDEMOS GRATUITAMENTE EN TODAS LAS DUDAS LEGALES QUE TENGAS CON EL COVID-19 PONTE EN CONTACTO HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

#AyudaEntreCompatriotas

El pasado 17 de abril fue interpuesta una Demanda Penal contra el Presidente de la Generalitat por los presuntos delitos descritos. A partir de este momento, la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña tendrá que investigar la gravedad de los hechos denunciados.

La denuncia penal, interpuesta por un ciudadano particular residente en Cataluña, presidente de la Asociación “Timbaler del Bruc”, se basa en el artículo 607 del Código Penal que establece lo siguiente en relación al delito de Genocidio:

1. Los que, con propósito de destruir total o parcialmente un grupo nacional, étnico, racial, religioso o determinado por la discapacidad de sus integrantes, perpetraren alguno de los actos siguientes, serán castigados:

1.o Con la pena de prisión permanente revisable, si mataran a alguno de sus miembros.

3.o Con la pena de prisión de ocho a quince años, si sometieran al grupo o a cualquiera de sus individuos a condiciones de existencia que pongan en peligro su vida o perturben gravemente su salud.

Es evidente a la luz de los hechos que contiene la denuncia, que miles de ancianos catalanes de residencias para la tercera edad en Cataluña, así como aquellos que residían en sus domicilios particulares, colectivo notoriamente caracterizado por su discapacidad vital por edad, ha sido objeto de desamparo por el máximo responsable de la Generalitat, que no les ha suministrado los tests rápidos de detección del Coronavirus, ni los equipos de protección para sus cuidadores así como de los cuidados médicos necesarios para su supervivencia y de las necesarias derivaciones hospitalarias para tratar de salvar sus vidas.

Es evidente que el colectivo de ancianos catalanes han sido sometidos por el Presidente de la Generalitat a condiciones de existencia que han puesto en peligro sus vidas y han perturbado su salud, con el resultado de miles de muertos.

El Presidente de la Generalitat adicionalmente ha impedido que las unidades militares realizaran a tiempo las desinfecciones necesarias en las residencias de ancianos, simplemente por odio y por perjuicio ideológico: igualmente ha paralizado indebidamente la posibilidad de hospitales de campaña a tiempo para asistir a los ancianos, como por ejemplo en Sant Andreu de la Barca y en Sabadell.

Esta denuncia se basa en parte en las declaraciones de Doña Cinta Pascual, presidenta de la asociación catalana de recursos asistenciales, que ha afirmado en TV3:

“En los lugares donde la afectación es mayor sentimos que no tenemos la ayuda que se necesita. Es importantísimo que se hagan tests en las residencias para saber cuál es la afectación real. El 70% de personas que viven en residencias tienen demencias avanzadas. Los traslados se deben realizar, pero primero con un correcto cribado de las personas. Hace 27 días que hemos cerrado las puertas, ¿en estos días no hemos sido capaces de hacer el cribado que necesitamos?. Ahora no necesitamos que se traslade todo a otro lugar, necesitamos tests, EPIs, derivaciones hospitalarias. 27 días después yo sinceramente, y lo digo con toda la tristeza pero también con toda la exigencia que creo que nos merecemos, nosotros no necesitamos planes a desarrollar, queremos acción”.

Igualmente se basa esta denuncia en las declaraciones del periodista Miguel Giménez, en su columna de Vozpopuli, donde afirma lo siguiente:

“Está desplegado (El Ejército Español) en ocho municipios (catalanes) además del Valle de Arán, ha desinfectado locales en Sabadell y en Barcelona. Pero las residencias de ancianos no reciben su auxilio porque Torra no da el permiso. El Govern, como suele hacer con todo lo que no sea reclamar con lágrimas de cocodrilo a esa España que tanto odian la libertad de los separatistas golpistas, no hizo nada. Se dirigieron, pues, a nuestras fuerzas armadas, como tantos y tantos alcaldes, incluidos separatistas. Y la respuesta no se hizo esperar. La UME estaba dispuesta a cumplir con su deber, pero la Generalitat bloqueó su labor. Como lo leen. Seamos claros: el Govern, presa de un odio que mata el alma y ya vemos que el cuerpo, ramonea con la ayuda de los militares. A estas alturas a nadie se le escapa que es en esas residencias donde la enfermedad está atacando más implacablemente, puesto que nuestros ancianos son población de riesgo máximo. Tampoco es baladí señalar que ni hay material de protección para los profesionales que allí trabajan ni más esperanza que la de rezar aquellos que tengan fe. ¿Y qué hace Torra mientras da o no da el permiso? Leer en la abundante biblioteca que se encuentra en su residencia de Palau.”

Se basa igualmente esta denuncia en la noticia publicada en la Crónica Global de que la Generalitat Catalana bloqueó la desinfección de 40 residencias por el Ejército.

Por su parte Don Pere Soler Artalejo, teniente de alcalde socialista de Presidencia, Hacienda, Servicios Urbanos, Movilidad y Seguridad del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès, afirmó en su perfil de Twitter que es:

“Lamentable que la Generalitat frene la actuación de la UME en Sant Cugat y otros municipios. Cada día que pasa, la negligencia es mayor, necesitamos poder disponer de profesionales para desinfectar nuestras residencias. Están en juego vidas humanas”.

Por su parte, Álex Ramos, secretario general del Sindicato Médico de Cataluña (Simecat), ha afirmado en la Crónica Global que:

“Estamos muy preocupados por el posible triaje de pacientes mayores con coronavirus en las unidades de hospitalización y críticos de los hospitales catalanes. Es muy grave que se deje morir a gente mayor para poder ayudar a otros. No debería pasar. El Govern ha dejado solos a los médicos. Se expulsan de responsabilidad. Es una vergüenza”.

En relación a los hospitales de campaña que fueron paralizados por la Generalitat presidida por el Señor Torra, destacamos en relación al construido en Sabadell, las declaraciones de la Alcaldesa de ese municipio:

“Yo creo que, pese a todo, los enfermos hubieran estado mejor durmiendo ahí que no como han estado en las escaleras de urgencias del Parc Taulí”.

En relación al Hospital construido por la Guardia Civil en Sant Andreu, destacamos las afirmaciones de uno de su máximo regidore municipal:

“No sé si es eso lo que les ha molestado (a la Generalitat), pero cada día visitamos entre 40 y 60 personas en sus casas que se están muriendo solas mientras ese hospital está vacío. Me he encontrado con ciudadanos que tienen enfermos con coronavirus en casa que le preguntan por qué su familiar no está en el hospital de campaña”.

El motivo que ha llevado al denunciado a ese comportamiento tan irresponsable se explica, en parte, por su odio contra las Fuerzas Armadas, institución del Estado Español que ha sido de objeto reiterado de ataques desde su cuenta oficial en Twitter.

TEXTO ÍNTEGRO DE LA DENUNCIA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL