ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

TE ATENDEMOS GRATUITAMENTE EN TODAS LAS DUDAS LEGALES QUE TENGAS CON EL COVID-19 PONTE EN CONTACTO HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

#AyudaEntreCompatriotas

Vaya, vaya. Dice el refrán que excusa no pedida, acusación manifiesta y parece que el embajador de China en Australia, Cheng Jingye, no es demasiado conocedor del mismo. Y es que llama mucho la atención cómo ha reaccionado tras el anuncio del primer ministro australiano, Scott Morrison, acerca de sus intenciones de investigar el origen del coronavirus.

Tras conocer esas intenciones, Cheng Jingye ha comenzado a amenazar al gobierno y al país australiano con unas declaraciones que no dejan a los chinos en muy buen lugar. En unas declaraciones realizadas a The Australian Financial Review, ha afirmado que “la sociedad china está frustrada y se siente decepcionada por lo que está haciendo Australia“.

Pero, por si esto fuera poco, ha comenzado a amenazar al país australiano con boicotear sus productos en China afirmando que “si esto va a ir a peor, la gente va a plantearse si vale la pena acudir a un país que no es tan amigable con China como parece”, añadiendo que “los turistas quizá se lo piensen dos veces”, “quizá se planteen por qué deben beber el vino australiano o comer su carne”.

La verdad es que nos hemos quedado bastante sorprendidos con las declaraciones de ese embajador porque nos parecen una torpeza mayúscula. Es más, a nosotros nos parecen más que sospechosas porque están demostrando una clara demostración de culpa, por parte de China, ante un asunto gravísimo que ha costado decenas de miles de vidas en todo el mundo.

Si lo que quería el embajador chino es exculpar a su país de todo lo que ha pasado, más bien ha conseguido lo contrario porque no suenan demasiado bien esas amenazas con una situación como la que estamos viviendo.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. También ordenaron la paralización sobre el origen del coronavirus a varias universidades chinas hace unos pocos días que llevaban ya unos estudios avanzados. De momento parece clarinete quienes son los culpables después de tanto pin pong de acusaciones. En una guerra la verdad es la primera víctima.

  2. Aquí también lo hizo el embajador enanito amarillo, porque sabe que el gobierno bolchevique es un siervo suyo.
    Los chinos han hecho el trabajo del verdugo. Que siempre actúa igual con las víctimas: les inocula el virus y les venden los EPIs, los respiradores, las mascarilas, etc. etc. a precio de oro.
    Previamente nos inocularon otro y pero coronavirus: la destrucción de todo el tejido productivo de España. Son la peor de las pestes: la amarilla.
    Los sádicos actúan así. Es un patrón de manual de estudio de casos.
    Y hay naciones- otrora invencibles- ahora siervas de la involución china.

Comments are closed.