sepulcro
ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

TE ATENDEMOS GRATUITAMENTE EN TODAS LAS DUDAS LEGALES QUE TENGAS CON EL COVID-19 PONTE EN CONTACTO HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

#AyudaEntreCompatriotas

En el transcurso de esta cuarentena por el Covid-19, nos hemos visto en una Semana Santa de lo más especial.

[Accede a las cifras del coronavirus en tiempo real]

Para mucha gente, la falta de procesiones, saetas y cirios habrá sido una desgracia, sin embargo, en el día de hoy, Domingo de Resurrección, la tumba está vacía, pero hay quienes siguen yaciendo en la oscuridad de la muerte (S. Juan 3:19) y se han negado a renacer (S. Juan 3:3) con Él, han preferido seguir y dar culto a seres ajenos a la divinidad quedándose excluidos de ese triunfo de la vida sobre la muerte que es lo que hoy celebramos.

Para muchos este periodo de confinamiento puede tomarse de dos formas.

La primera de gran ansiedad, de unas ganas enorme de que todo vuelva a ser como antes para seguir viviendo sus desordenadas vidas. Una ansiedad que pone en evidencia que no están bien consigo mismo o con quienes les rodean y que esta situación actúa como “el claxon” que Dios utiliza para advertirles de que se vuelvan a Él.

La segunda manera de vivir esto es como un tiempo, con todo, de bendición del Señor en la cual podemos disfrutar de mas tiempo para nosotros y para aquellos a quienes no les prestábamos la suficiente atención y sobre todo una oportunidad única para encontrarnos con lo que (únicamente y eficazmente) nos queda y nos da las llaves del cambio que muchos necesitan: la oración y la Palabra de Dios.

Las opciones son bien claras para quien no quiera cegarse: seguir habitando en las tinieblas o por el contrario la Luz de quien dijo: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. (S. Juan 14:6)

De la opción que elijan dependerá de estar o no con Aquel que en un día como hoy resucitó.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA