ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

TE ATENDEMOS GRATUITAMENTE EN TODAS LAS DUDAS LEGALES QUE TENGAS CON EL COVID-19 PONTE EN CONTACTO HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

#AyudaEntreCompatriotas

En el día de ayer todo el feminismo se “levantó en armas” debido al supuesto asesinato de una mujer en Valladolid. La mujer, de 56 años de edad, se había precipitado desde la ventana de su piso en Valladolid e, inmediatamente después, fue detenido Francisco Javier, su pareja de 44 años de edad, como presunto autor del crimen.

A pesar de que, tras las primeras investigaciones, todo parecía indicar que no había sido un asesinato y había sido la propia mujer la que se habría suicidado, eso daba igual. Lejos de mantener un respetuoso silencio en espera de las conclusiones de los investigadores, enseguida se empezó a hablar de “crimen machista” y las redes sociales se llenaron de mensajes que daban por hecho este punto y no el suicidio. De hecho, a estas horas la primera hipótesis sigue siendo la del suicidio, aunque no se descarte ninguna.

Pero uno de los principales culpables de hacer correr este bulo que, en estos momentos, todavía está siendo investigado, ha sido el propio ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska. En una entrevista que concedía en el día de ayer en la SER decía lo siguiente sobre este asunto: “Tristemente he de daros una noticia. Hoy esta madrugada, quiero decirlo porque no lo he oído en los medios de comunicación ni os lo he leído, ha habido un nuevo asesinato de violencia machista en Valladolid“.

Y esto lo dice todo un ministro del Interior. Y esto lo dice alguien que debería ser especialmente prudente ante unas investigaciones que ni siquiera han finalizado y que, inicialmente, apuntan al suicidio y no al asesinato. Y este, señores, es el que va a “monitorizar” las redes sociales para evitar “discursos de odio”. Fíjense en manos de quién estamos.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL