Covialismo
ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

TE ATENDEMOS GRATUITAMENTE EN TODAS LAS DUDAS LEGALES QUE TENGAS CON EL COVID-19 PONTE EN CONTACTO HACIENDO CLIC EN ESTE ENLACE

#AyudaEntreCompatriotas

Nos sorprendió a muchos hace un par de semanas que WhatsApp, una de las redes sociales más frecuentadas en los últimos años, restringió el envío de mensajes que ya hace algún tiempo había pasado de veinte a cinco y, de la noche a la mañana, redujo a un único receptor, pero no para todos los textos o viñetas sino, aparentemente, escogidos en función del contenido o emisor, aunque no tardaron en aparecer algunos “trucos” que, en parte, copiando o compartiendo, burlaban el sistema y, se podían reenviar a grupos de cinco como venía siendo habitual. Algo que ha producido el aluvión de usuarios en la red rusa Telegram ¿de Guatemala a Guatepeor? Lo veremos con el tiempo.

“Coincidió” también que, según publicaba El País, se supo que un año antes Facebook, otra de las grandes plataformas de intercambio de mensajes y, como casi todas hoy, “pozo de sabiduría” y comunicación de buena parte del “pueblo soberano”, en la que a veces -las menos- se publican buenas reflexiones y se demuestra la fina ironía, ingenio y buen humor de los españoles, había fichado a Newtral y a la web “independiente” Maldita.es, para combatir las noticias falsas” (sic) en sus perfiles. Hasta ahí, no dejaría de ser una noticia más si se mira que, en principio y según el citado medio, el requisito de Facebook era que los “socios” pertenecieran a la Red Internacional de Verificación de Datos (IFCN, en nglés), creada por el Instituto Poynter de Estados Unidos, y ambas empresas de “verificación de datos” eran, al parecer, los dos únicos medios españoles en la lista de 67 fact-checkers de la IFCN. Todo dentro de un programa que inició Facebook en Diciembre de 2016, poco después de que Donald Trump ganase las elecciones en EE. UU. y que está en marcha en 26 países con cuarenta y tres socios “verificadores”, cuya misión es “revisar y evaluar la exactitud de los contenidos que se publiquen”, en este caso en español, a través de “una herramienta especial que, gracias a la inteligencia artificial y a través de un algoritmo, detecta posibles noticias falsas”.

Lo preocupante en el caso de España es que una de las empresas que decidirá lo que es “verdad o mentira” en Facebook, Newtral, es -o ha sido- la productora del programa de La Sexta, El Objetivo, de Ana Pastor -la otra-, creada ad hoc por la citada periodista -y de la que su hermano Tomás es el CEO- a finales de 2017 o principios de 2018 para desligarse de Globomedia -la productora fundada por Emilio Aragón y vendida después al grupo Mediapro de Jaime Roures (todo quedaba en casa). Para centrar mejor el tiro, la tocaya de la que fue Presidente del Congreso es esposa del afamado “perio-listaAntonio Ferreras, el que con su amigo Iñaki Gabilondo y el equipo de deportes de la SER -hoy en la COPE, creo- expandía por las ondas lo de los “terroristas con tres capas de calzoncillos” el 11 M. Ambos -Antonio y Ana- caracterizados desde esa ventana -una de las que más predicamento tiene entre la aborregada sociedad desilustrada- por su especial “objetividad” informativa. No mucha más tranquilidad ofrece el otro socio “verificador” elegido por Facebook, Maldita.es, cuya pareja de fundadores -ambos, colaboradores de Julia Otero, más “pedigrí” de pura sangre- son también producto de La Sexta -ya sabemos, La SeCta-. Ella, Clara Jiménez, empezó en Intereconomía pero prefirió el otro extremo -de nuevo los extremos se tocan- y pasó por casi toda la escalilla de la cadena de Roures. Y él, Julio Montes -Sexta Columna y Al Rojo Vivo-, tras más de diez años en esa cadena, rescatada por el Grupo Atresmedia en 2012 de la mano de la sin par -gracias a Dios- Soraya Sáenz de Santamaría, se volcó en la “denuncia” del bulo, para lo que sin duda le habrá servido la asesoría inicial de otra joya el periodismo “independiente”, Antonio Maestre -Sexta, eldiario.es, La Marea…, todos “objetivos” y fieles… a la verdad socialcomunista, claro- al que pillaron con las manos en la masa del mundo fake, o sea, bulo, enmascarado en Twitter tras el inexistente Miguel Lacambra, que hacía pasar por periodista, colaborador de La Marea, que había trabajado en RNE y EFE. ¿Quién mejor que un “presunto” experto en perfiles falsos para asesorar sobre la “veracidad” en las redes? Pues estos son los que deciden o/y nos controlan en las redes. Y hablando de fakes, ABC publicó ayer que “El 43% de los seguidores de Sánchez en Twitter son falsos y de los últimos 90 días” y, curiosamente, “chicas con rostro de «top model». Rondan los 20 años y  responden a nombres de origen americano como Mallory, Kaylee, Jacey o Arlene. Son miles y tienen en común haberse registrado en Facebook en las últimas semanas –muchas los últimos días- con una actividad exclusiva: respaldar masivamente al Gobierno de Pedro Sánchez”. Trabajo para esos “verificadores”.

Mientras tanto, el gobierno sigue con sus improvisaciones, mentiras, ocurrencias, contradicciones entre ministros y rectificaciones de las ocurrencias. Sería imposible reflejar todas, pero merece la pena comentar alguna. Así, mientras la ministra de ¿Trabajo? Yolanda Díaz decía hace pocos días que “el turismo, el ocio y la cultura no podrían volver a la actividad hasta final de año”, su compañera de Economía, Nadia Calviño, explicaba el martes que “el sector tendrá un tratamiento especial” y que “la actividad del sector turístico volverá lo antes posible”. No menos destacable ha sido el cambio de mensaje respecto a las salidas desde el 27 de Abril -después dijeron que el 26- de los niños menores de 14 años -primero dijeron de 12- “acompañados por un adulto, a la Farmacia, al banco o al supermercado” (sic), dos de ellos sitios de mayor posible contagio para los menores, potenciales transmisores del virus, conociendo lo fácil que es que los pequeños toquen todo, se lleven las manos a la boca o “degusten” los asideros de los carritos de la compra. En pocas horas fue desmentido y lo que la portavoz, Marisú Montero, a la que parece que lo de hablar tanto la lleva a errar de más, negaba categóricamente sobre que “los niños no podrán en ningún caso disfrutar de un paseo”, su colega de Sanidad, Salvador Illa, lo desmiente, autorizando los paseos porque el gobierno “escucha”.

¿Qué decir del “genial” Fernando Simón? Tras sus continuas meteduras de pata en la previsión de la expansión, la flexibilidad con su hijo para asistir a la manifestación del 8Morado o su mala suerte recibiendo uno de los “si acaso algún caso” que se darían en España. No contento con eso y su desvarío al asumir un papel político que no le correspondía para “aclarar” lo que el general Santiago Marín, Jefe de Estado Mayor de la Guardia Civil, leyó en la rueda de prensa:  “…minimizar ese clima contrario a la gestión de crisis por parte del gobierno“, es decir, más control y atentado contra la libertad de expresión, nos deja su conclusión tras, seguramente, un profundo análisis de la crisis: “Una persona que vive sola es ‘muy probable’ que no infecte a nadie”. De auténtica antología sólo comparable a la de su presidente con aquello de “los niños ahora se lavan más las manos” o “se gasta un 80% menos de combustible porque los aviones están parados y los coches no circulan”. No me negará el lector que estamos en buenas manos, seguramente las mejores para caernos por el precipicio.

No quiero dejar sin unas líneas a la que para mí es una de mis “preferidas” en este desgobierno, la ministra de Educación, Isabel Celaá. Ya saben que la Educación es mi caballo de batalla como causa fundamental de la crisis social que venimos padeciendo en España en las últimas décadas y de la pésima gestión de las económicas y de esta sanitaria. La “recia” vasca me resulta especialmente “atractiva” para la crítica. Decía ayer esta señora a una pregunta sobre la autocrítica que ”Ahora estamos en plena carrera y no se puede criticar si el caballo corre bien o corre mal”, para rematar de inmediato con que “el gobierno lo está haciendo muy bien”. Casi como su amigo G. Marlaska en lo de “autocrítica constructiva” que nos dejaba hace unos días. O esta otra intervención: “No podemos aceptar que haya mensajes negativos, mensajes falsos en definitiva, que transmiten a la ciudadanía consecuencias que luego pueden alterar su salud y que además van en contra de lo que significan los criterios científicos y la integridad de las instituciones públicas. Por eso esto corresponde a las FF. Y CC. De la Seguridad del estado”. Vamos, ni Antonio Ozores en sus mejores tiempos del espectáculo, lo hubiera explicado mejor

Termino con lo que no es más que una suposición, ya que ayer se celebró el “Día de la Tierra”, sin duda muy “especial” para el inoculador en su etapa de gobierno del “virus” de las dos Españas, que ahora ataca con especial virulencia gracias a su clon marioneta. Donde quiera que estuviera, España o, más probablemente entre Venezuela y Moscú -donde se comenta que desarrolla su vida como “asesor” bolivariano- celebraría con aplausos el día de ese planeta que ”no pertenece a nadie, sino al viento” y, puede que una parte pequeña, a él, gracias a los presuntamente pingües y generosos honorarios que su “asesoría” le debe estar reportando, porque no creo que este “idealista”, como la mayoría de sus conmilitones, haga nada de modo altruista. Este personaje tan admirado por Pedro J. Ramírez, sí que debe haber ganado su particular “Champions League de la economía” en la que en su fantasía veía a España poco antes de terminar de arruinarla por su pésima gestión de la crisis económica de 2008, “encontrada” aquí, como siempre ocurre con los socialistas, un año más tarde, en ese caso. El Partido Siempre Opuesto a España, “Delayed” en todo.

Por mi parte prefiero celebrar el aniversario del nacimiento de Isabel la Católica (1451), de la que el Papa pidió ayer a los obispos españoles que reactiven su causa de beatificación, suspendida hace un par de años, pero ese es otro tema.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

2 Comentarios

  1. Javier esto es sencillamente una farsa lo de la pandemia esto es el nuevo orden mundial quieren esterminar poco a poco a gran parte de la población mundial mi cabeza estos dias no para de pensar que algo oscuro nos está acechando nos quieren matar a la vez que tenernos asustados nosera esto un pretexto para meternos una vacuna en el cuerpo con algún organismo u organismos que por un lado nos controlen y por otro acaben con nuestra vida a partir de cierta edad por mui sanos que estemos con por ejemplo 65 años en adelante

  2. Que decir del artículo cuando D. Antonio hace un exhaustivo examen del control que el Gobierno, no es que lo pretenda si no que lo está haciendo de la opinión de todos los españoles; bueno, de todos es de imaginar que no, no creo que vigile a la Secta, la Cuatro o la Telecirco, así como aquellos que cunado introducen una papeleta en una urna no saben las consecuencias que acarrea.
    Efectivamente, el Gobierno, tal como explica minuciosamente el articulista, se ocupa y preocupa que aquellas críticas que le llegan por cientos de miles, sean anuladas o restringidas; a mi, concretamente, me restan los que me siguen en Twitter, cosa que por otro lado me importa un bledo, ya que escribo por el mero hecho de hacerlo e intentar poner las cosas en su sitio, sin preocuparte si tengo 1.000 ó 2.000 seguidores.
    Lo que si me gustaría escribir es que me siento un poco más tranquilo dado que la Sra. Montero, Ministra de Hacienda, dijo ayer en rueda de prensa, que el Gobierno “estaba trabajando muchísimo, toda la noche y hasta que termina el día”.
    Termino felicitando al articulista por enseñarnos cómo funciona el asunto de la censura que pensamos que se había acabado con las primeras elecciones generales democráticas.

Comments are closed.