Atentos al vídeo que vamos a mostrar a continuación. Se trata de un pleno del ayuntamiento de Castrillón en Asturias. Ese ayuntamiento está gobernado por un tripartido formado por IU, PSOE y Podemos con una alcaldesa de Izquierda Unida llamada Yasmina Triguero.

El pasado 27 de febrero se estaba celebrando un pleno en ese ayuntamiento y se votaban una serie de propuestas. En una de las votaciones y tras contar los votos de PP, Ciudadanos y Vox, la déspota Triguero se dirigió a ellos llamándoles el trifachito. Ante las protestas de los grupos insultados, Triguero dijo que como a su coalición de gobierno se le llama el tripartito ella hacía lo mismo llamándolos el “trifachito” puesto que lo de tripartido se lo tomaba de forma despectiva.

Pero lo peor es su despotismo, su forma de hablar a la gente, su soberbia y de qué manera retiraba la palabra a la oposición cuando protestaban por sus palabras. Yasmina Triguero, eres una estalinista de tres al cuarto y una déspota redomada.