Nos llegan varias fotografías tomadas en una comisario de la Policía Nacional de León. Desconocemos de qué comisaría se trata pero, al parecer, tras unos interrogatorios de personas de nacionalidad coreana detectaron que esas personas estaban contagiadas con el coronavirus y han tenido que precintar varias de las dependencias de la misma.

Da la sensación que los profesionales con alto riesgo de contagio debido a que tratan con muchas personas como puedan ser los miembros de la Policía y los sanitarios, no cuentan por parte del gobierno con los medios adecuados para evitar contagios y ya se están dando varios casos de contagio debido a todo esto.

Hemos recibido alguna acusación de alarmismo cuando nos hacemos eco de este tipo de noticias, pero la gente no debe equivocarse, los alarmistas no somos los que transmitimos las noticias, los alarmistas son los responsables políticos que callan y que parecen querer ocultar una situación que está convirtiéndose en altamente preocupante.

Los políticos, el gobierno, los responsables del Ministerio de Sanidad deberían hablar claro y explicar cuál es la situación real por la que estamos pasando puesto que da la sensación que se nos está ocultando mucha información. Y eso, ocultar información, es lo que realmente genera alarmismo en todo el mundo.