Este feminista de pro llamada Irene Montero, que está en el gobierno gracias a ser “mujer de” no tiene ni siquiera la decencia de hacer sus deberes y de prepararse sus intervenciones públicas como debiera siendo toda una ministro del gobierno de España. Y lo hace sin el menor de los rubores, sin un ápice de vergüenza y demostrando una incapacidad y un desconocimiento absoluto hasta de lo que ella misma está presentando.

En rueda de prensa se le pregunta sobre la Ley que ella misma está presentando y le pillan con “el carrito de los helados” demostrando que ni siquiera se ha leído una palabra de lo que está presentando el ministerio que dirige y le da igual. Le importa un pito porque ella no está donde está por lo que vale, sino por lo que es. O más bien, por lo que es y con quién está. Y cada vez se nota más.

¿Y esta es la que cree representar a todas las mujeres españoles? ¿Y esta es la que se cree con el derecho a decir lo que deberían hacer las mujeres? Hasta una mujer que trabaje en el puesto de menor responsabilidad del mercado laboral realiza su trabajo con mucha más diligencia y preparación de lo que lo hace ella. ¿A quién crees que representas, Irene Montero? Como mucho a ti misma, no representas a nadie más, enchufada.