ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

¿Recuerdan cuando a Podemos se le llenaba la boca con aquello de la igualdad, la gente, la casta, el pueblo y esas patochadas? Fíjense cómo han cambiado las cosas desde entonces y cómo en estos momentos no dicen ni una palabra sobre el asunto. ¿Por qué? Pues porque ellos ya son casta, no pueden pedir igualdad puesto que gozan de unos privilegios que los demás no tenemos y, además, eso del pueblo y la gente les importa un bledo, ya se está viendo con esta epidemia del coronavirus.

Después de las manifestaciones del 8 de marzo pasado una de las contagiadas por su irresponsabilidad fue la propia Irene Montero. Al contrario de lo que le pasa ahora al resto de los mortales, a Montero se le hizo un primer test de coronavirus en el que dio positivo y recientemente se le ha hecho un segundo test en el que también ha dado positivo.

A estas alturas y debido al contagio masivo que se ha producido todos tenemos casos más o menos cercanos de personas afectadas por el coronavirus. Y todos sabemos que en muchos de esos casos no se han hecho los test y se le ha recomendado al enfermo quedarse en casa, es más, no se han hecho los test ni siquiera después de que el enfermo hubiera muerto. Imagines si dentro de un tiempo hay una demanda colectiva de los afectados, ¿cómo probarán entonces que su familiar ha muerto por coronavirus?

Pero el caso es que a Montero no solo se le ha hecho un test, se le han hecho dos e incluso habrá un tercero lo que demuestra que con la ministro de Igualdad no hay igualdad que valga con respecto al resto de los ciudadanos. Debido a esa clara muestra de desigualdad y de privilegios, un médico del Hospital Puerta de Hierro de Madrid le ha hecho a Montero la pregunta del millón, pregunta que no contestará nunca:

Hola @IreneMontero. Cómo se solicita un segundo test cuando ya hay uno previo positivo? Es que me preguntan los pacientes cuando se van de alta del hospital qué si no les hago otro para ver si es negativo. No lo veo en los protocolos. #Igualdad #Covid_19“.

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Hace unos días publicaba un sanitario que había llevado a la mansión de los nuevos MARQUESES DE GALAPAGAR dos aparatos de respiración asistida, de esos que cuetan entre 30.000 y 40.00 euros, cada uno, por si a los “señoritos” les hacían falta…
    También decía que ella estaba perfecamente, pues debió de verla.
    Y QUE TENÍAN UNA AMBULANCIA A LA PUERTA DE SU CHALET, POR SI ACASO.
    ¡Se ve que valoran en mucho su vida, aunque poco las de los demás, muy poco…!
    Por cierto, ¿ES VERDAD QUE EL CHEPAS YA NO VA A DOMIR ALLÍ, Y QUE ESTÁ LIADO CON UNA HIJA DE JORGE WESTRYNGE, A LA QUE HA NOMBRADO “folladora oficial”, digo, ASESORA OFICIAL…?

  2. Si la cara es el espejo del ama, que ceo que sí, la foto del careto de esta pedorra dice mucho, Y NADA BUENO, DE ELLA…

  3. Jeeeeeeee. Pa eso hay que ser descanso del guerrero, vamos lo que se llama puta de toa la via.

  4. Un relato de ficción, cualquier parecido con algún personaje real es pura coincidencia.
    Era una vez una cajera de un supermercado tan inepta que protagonizaba frecuentes altercados con algunos clientes, Su único valor en su vida eran los porros y los polvetes indiscriminados con el primero que se ponía a tiro.
    Cada vez que iba al servicio dejada allí un fuerte olor a porro
    Decidieron despedirla pero el sindicato, (Un grupo de liberados empleados del Super que cobraban su sueldo sin tener que dar golpe) se opusieron bajo amenaza de huelga.
    Decidieron una ingeniosa manera de demostrar que era un peligro para el comercio y causa de despido disciplinario.
    Cogieron un billete de 10 euro y sobre el cero del 10 pintaron , con un rotulador el número 5.
    Cogieron a un joven fornido y lo vistieron con un pantalón “marcando paquete”.
    El chico compró mercancía en el super por valos de 12 euros, se fue para pagar hacia la caja de la interfecta y re dio el billete pintado,
    La cajera no le quitaba ojo al “paquete”del chico. Y le dio 3 euro de vuelta.
    Ante este hecho los sindicatos tuvieron que tragar.
    La menda una vez libre del trabajo se dedicó a lo que le gustaba y apetecía , trabó amistad con un grupo de desocupados que se dedicaban a ocupar casas y fumar porro y refocilarse con la compañeras sobre colchones mugrientos tendidos por cualquier parte.
    Y así esta elementa comenzó a cepillarse a toda la pandilla hasta que tropezó con uno que parecía el jefecillo y con el se encumbró

Comments are closed.