Los eventos globales recientes provocaron una volatilidad casi sin precedentes en los mercados financieros, con grandes caídas en las principales acciones, índices, divisas y materias primas, como también incrementos récord en algunos instrumentos.

Pese a que la volatilidad supone un riesgo significativo para los inversores principiantes, los traders experimentados usualmente la perciben como una oportunidad de mejorar sus ganancias potenciales.

Estos traders usan distintos instrumentos para operar en los mercados volátiles. En este artículo hablaremos de los CFDs —contratos por diferencias—, uno de los instrumentos financieros más populares del momento.

Qué son los CFDs

Un CFD es un contrato financiero entre un trader y un bróker. En este acuerdo, se paga la diferencia entre el precio inicial y el precio al vencimiento de un activo en una fecha específica. Los CFDs son productos derivados, lo que significa que te permiten tratar de predecir las fluctuaciones de los activos sin llegar a poseerlos en realidad.

En pocas palabras, puedes usar los CFDs para tratar de predecir las tendencias alcistas y bajistas de un instrumento financiero. Por ejemplo, si crees que el precio de un activo caerá, puedes abrir una posición en corto con CFDs. Y si consideras que el precio subirá, puedes abrir una posición en largo. Si tu predicción resulta correcta, ganarás la diferencia entre los precios al inicio y al final del contrato. En caso contrario, serás tú quien pague la diferencia.

Los CFDs son parecidos a otros instrumentos derivados, como los futuros y las opciones. No obstante, existen algunas diferencias:

  • Los CFDs permiten hacer trading con diferentes activos, incluyendo las criptomonedas.
  • El trading de CFDs se lleva a cabo de manera extrabursátil.
  • Los CFDs tienen barreras de entrada relativamente bajas, ya que puedes abrir posiciones desde apenas 1 acción.
  • Los CFDs usualmente tienen paridad con el instrumento subyacente en el que se basan.

Trading de Corto Plazo

Como mencionamos anteriormente, los mercados volátiles presentan tanto riesgos como oportunidades para hacer trading sobre las fluctuaciones de los precios. Una manera de aprovechar dichos movimientos es el trading de corto plazo con instrumentos derivados como los CFDs.

Los traders de corto plazo tratan de generar ganancias a partir de movimientos cortos de los precios, por lo que se ven inclinados a operar con CFDs. Con la ayuda de indicadores técnicos (y ocasionalmente algunos indicadores económicos), los traders de corto plazo tratan de abrir posiciones en el momento preciso con la esperanza de seguir la tendencia correcta. Estos inversores usan los CFDs para llevar a cabo sus técnicas de trading de corto plazo.

Trading de Largo Plazo

Los inversores de largo plazo con portafolios diversificados pueden crear coberturas con CFDs. Esta estrategia ayuda a reducir el riesgo de perder valor de cartera por cambios perjudiciales en los mercados.

Las coberturas consisten en abrir una posición en corto con CFDs en caso de que uno de los activos de la cartera se deprecie. De esa forma, los inversores a largo plazo tratan de compensar las pérdidas de su portafolio con las ganancias generadas por los CFDs.

Riesgos

Los CFDs se consideran como instrumentos arriesgados que son más apropiados para traders avanzados.

El apalancamiento (un préstamo que realiza el bróker) te permite abrir posiciones por un volumen mayor al del saldo de tu cuenta. Pese a que esta herramienta brinda un gran potencial de ganancias, también amplifica las pérdidas.

Por tal motivo, es importante que uses el apalancamiento de forma prudente y responsable, a la vez que consideras tu capacidad financiera y calculas los riesgos y beneficios potenciales de cada posición.

Tips para Trading en Mercados Volátiles

Los mercados volátiles ofrecen oportunidades de inversión, aunque son prácticamente impredecibles. Los siguientes tips te ayudarán a mitigar el riesgo del trading, en especial cuando los mercados fluctúan.

  1. Elige un bróker licenciado

Actualmente existen varias entidades alrededor del mundo que expiden licencias financieras, siendo algunas de las más importantes la CySEC (Cyprus Securities and Exchange Commission) y la FSCA (Financial Sector Conduct Authority). Para recibir una licencia de estas entidades, un bróker online debe seguir reglas estrictas encaminadas a proteger los fondos y la información personal de los clientes. Por lo tanto, antes de que elijas un bróker en línea, debes asegurarte de que tenga  una licencia de una de las entidades de licenciamiento. Los brókers suelen mostrar la información de sus licencia en un lugar destacado de su página de inicio. Algunos brókers de CFDs online, como capex.com, están licenciados por una entidad y se encuentran registrados en varias otras, lo que les permite ofrecer sus servicios en diferentes partes del mundo.

  1. Crea un plan y síguelo

Los mercados volátiles son caóticos, impredecibles y sorprendentes, por lo que presentan fluctuaciones alcistas y bajistas totalmente inesperadas. Algunos traders permiten que sus emociones los controlen, lo que da lugar a malas decisiones. Es muy importante que cuentes con un plan que identifique los límites de pérdidas, y lo sigas durante el ciclo de trading.

  1. Abre tus posiciones según tu capacidad financiera y apetito al riesgo

Aunque siempre es buena idea hacer trading según tu capacidad financiera y apetito al riesgo, es especialmente importante en los mercados volátiles.

  1. Usa las órdenes stop loss y take profit

El stop loss y el take profit son órdenes disponibles en las plataformas de trading que cierran automáticamente una posición cuando el precio alcanza un nivel determinado. Estas órdenes te permiten predefinir la pérdida máxima que quieres asumir y la ganancia que deseas alcanzar. Además, el stop loss y el take profit te ahorran el trabajo de vigilar tus posiciones para cerrarlas manualmente.

Unas palabras para terminar

Pese a que los mercados volátiles presentan grandes oportunidades para los traders experimentados, también pueden ser bastante arriesgados. No obstante, si haces trading con precaución y usas estrategias predefinidas, reducirás tus pérdidas potenciales y, con suerte, conseguirás buenas utilidades.