Por desgracia hay muchas personas en el mundo que toman como referente a políticos, periodistas o líderes de opinión en redes sociales que no dan, precisamente, ni un solo consejo bueno. Por desgracia, la mayoría de las personas que toman como referente equivocado a ese tipo de personas son los más jóvenes o los peor preparados.

Tenemos un ministerio en el gobierno de España que dirige una tal Irene Montero que, también por desgracia, es referente para un buen número de personas y que para ellos es una líder de opinión, una persona a la que seguir. “Sola y borracha”, ¿puede ser ese un buen consejo para alguien en el mundo? “Sola y borracha”, ¿puede ser ese el fin de fiesta adecuado para una persona normal?

Y pensando en ese “sola y borracha” nos hemos encontrado con este acertado tuit de esta mujer que milita en Vox y que no puede ser más apropiado para lo que está sucediendo en la actualidad. Sola, borracha y drogada, así volvía a casa una chica en Jávea en el año 2017 cuando se llevó por delante a un pelotón de ciclistas matando a tres de ellos e hiriendo a otros dos. Y todo eso pasó porque la chica, tal y como le gusta a Irene Montero, volvía “sola y borracha a casa”.

No crean que Montero es tonta. No crean que cuando esa hija que tiene Irene Montero junto a Pablo Iglesias sea mayor le va a recomendar a su hija que vuelva “sola y borracha a casa”. Eso lo quiere para las hijas de los demás. De su hija esperará que tenga una vida lo más saludable posible y que, a poder ser, siempre le acompañe a casa cuando salga por las noches. No, Montero no es tonta, no. Lo que pasa con Montero es lo mismo que pasa con todos estos descerebrados que van de modernos por la vida, que una cosa es predicar y otra cosa es repartir trigo.