perniciosos

Te ofrecemos asistencia legal gratuita en todo el proceso judicial de la reclamación del IRPH de la hipoteca y de los intereses de las tarjetas “revolving” #EDerecho

Debo confesar que estoy viviendo en estos días con la zozobra, incertidumbre y preocupación que causa un visitante tan inesperado como peligroso: el llamado coronavirus. Pero a medida que transcurren las horas me doy perfecta cuenta de que tenemos en nuestra España seres humanos que son aún más perniciosos que el ya universal y mortífero “agente infeccioso” coronado.

¿Qué quiénes son esos seres perniciosos? La respuesta podría ser bastante amplia porque en España -como en otros muchos países- siempre los ha habido. Pero, en aras de la justicia, nos tenemos que felicitar porque el porcentaje sobre el total de la población en nuestro país no es de los más altos.

Citaré en primer lugar al pernicioso Sánchez (que debería estar guardando cuarentena), culpable de un sinnúmero de acciones con las que ya ha superado a Zapatero.

En segundo lugar al comunista Iglesias que, según dicen, además de lo ya sabido por todos, y vulnerando también la cuarenta a la que está obligado, ha querido aprovechar el delicado momento para intentar doblegar al gobierno con asuntos muy delicados que retrasaron unas cuantas horas un tenso Consejo de Ministros.

En tercer y cuarto lugar (ex aequo) los separatistas Urkullu y Torra, a cuál más insolidario y ventajista, que odian a esa España que -incomprensiblemente- y como premio a ese odio está arrodillada ante esas dos regiones y les viene regalando -a manos llenas- lo que les corresponde y lo que no les corresponde, en detrimento de los demás.

Pues a todos esos perniciosos personajes (con todos sus adláteres), una vez pasada esta pandemia, tenemos que arrojarlos de sus respectivas responsabilidades porque han sido siempre unos indeseables.

Hay que aprovechar la ocasión para darnos una nueva Ley Electoral con la que pongamos al frente del Gobierno de España a honrados y bien preparados gestores para que nuestra patria quede liberada para siempre de incompetentes, corruptos, ineptos y traicioneros.

Y, como prioridad, cueste lo que cueste, hay que quitar los privilegios autonómicos para que todas las regiones de España tengan los mismos derechos.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA