Cuando a principios de 2020 el Real Madrid se proclamó campeón de la Supercopa de España en Arabia Saudita, aficionados y expertos en fútbol proclamaban la supremacía del equipo de Zinedine Zidane por encima del resto de clubes españoles, convirtiendo al conjunto blanco en el máximo favorito a todos los títulos nacionales y continentales.

Por esas fechas las decisiones arbitrales no importaban demasiado gracias a las buenas sensaciones que transmitía el conjunto del técnico francés. Ahora, con la liga suspendida y el FC Barcelona líder, ambos equipos se reparten ser los favoritos al título en las apuestas de Betway. Si bien es cierto antes del aplazamiento el Real Madrid no estaba en su mejor momento, esta suspensión de la Liga nos deja un panorama incierto por no saber cómo regresarán los equipos a la competición cuando esta se reanude.

Mucho trabajo en la enfermería blanca

Ya desde verano, la grave lesión de Marco Asensio supuso la primera piedra en el camino de un Real Madrid que ha ido sobreponiéndose a lesiones de jugadores importantes hasta el mes de marzo, momento en el que el equipo parece haber sufrido un bajón de fútbol y resultados.

A la baja indefinida de Eden Hazard se le sumaron en el partido ante el Real Betis Marcelo y Thibaut Courtois. Ambos futbolistas partieron de inicio en el nefasto encuentro de los hombres de Zinedine Zidane, pero ambos acabaron lesionados.

El portero belga estaba siendo de lo más destacado esta temporada para el conjunto blanco, y habría sido una baja importantísima para la recta final del campeonato, pero la suspensión indefinida del mismo le permite un tiempo extra para recuperarse de su lesión. Lo cierto es que la empresa médica oficial del club Sanitas, está teniendo mucho trabajo durante este curso, hecho que comparten con sus vecinos de la capital, el Atlético de Madrid, también muy perjudicado por las lesiones este año.

Debido a la situación actual que se vive en España, es más que probable que el Real Madrid recupere a todos sus efectivos de cara a la recta final del campeonato. Una vez aplazada la Eurocopa al año 2021, parece claro que los torneos ligueros de cada país se acabarán, aunque lógicamente más adelante, por lo que hombres como Marco Asensio en el Real Madrid o Luís Suárez en el FC Barcelona podrían estar en la fase final de liga, e incluso en una hipotética final de la Champions League.

La falta de intensidad, principal causa del bajo rendimiento en algunos partidos

Tanto Zidane como pesos pesados del vestuario encabezados por el capitán Sergio Ramos han destacado la falta de intensidad como el principal motivo de la derrota en varios partidos. Sin ir más lejos, en el último encuentro fuera de casa ante el Real Betis, Zinedine Zidane ponía esta excusa y se culpaba a sí mismo de la derrota.

En el encuentro de ida de la UEFA Champions League ante el Manchester City sucedió algo similar a lo largo de los 90 minutos, pero evidenciado sobre todo en el último tramo del encuentro. El equipo de Pep Guardiola, enemigo que históricamente siempre quiso evitar el Real Madrid en los emparejamientos europeos, terminó imponiéndose sin realizar un partido excesivamente notorio.

Al Real Madrid por su parte, le faltó mucho nivel competitivo en ese tramo, más aún cuando consiguió ponerse por delante en el marcador. El conjunto blanco no hizo gala de su gen competitivo y acabó por rendirse ante el ímpetu del conjunto inglés.

Resulta llamativo en el Real Madrid, equipo que siempre ha demostrado su grandeza en Europa y favorito siempre en los torneos que organiza Play Station como patrocinador de la UEFA Champions League, que no supiera defender el resultado, y quizá ese día sí que echó en falta grandes estrellas como Cristiano Ronaldo en su momento o Eden Hazard, ahora lesionado, para saber gestionar la renta y tirar del equipo en los momentos en los que al Real Madrid le tocó sufrir y no supo hacerlo.

De no haberse suspendido la liga por unas fechas, el Real Madrid hubiera llegado muy tocado y con pocos efectivos a los encuentros decisivos por el campeonato. Ahora, todos los jugadores de LaLiga Santander entrenan desde sus domicilios intentando no perder el tono físico de cara a la reanudación de la competición. Será un final campeonato impredecible para todos. Por tanto, a pesar de todo el pesimismo en forma de lesiones y resultados, el Real Madrid mantiene intactas sus opciones al título de liga, objetivo prioritario del club para esta temporada.