Te ofrecemos asistencia legal gratuita en todo el proceso judicial de la reclamación del IRPH de la hipoteca y de los intereses de las tarjetas “revolving” #EDerecho

No les vamos a descubrir nada nuevo si les decimos que Julia Otero tiene más cara que espalda. Su posicionamiento ideológico impostado y sus postureo van más allá de los de cualquier persona normal puesto que ella lo utiliza de una forma descarada para hacer caja y vender bien sus programas al mayoritario público progre que tenemos en España.

Y eso por no hablar por su feminismo irracional con el que obliga a comulgar a todo aquel que pase por su programa como si fuera una especie de dictadorzuela de tres al cuarto. Pero es que ahora esa gran periodista se nos hace la loca. Ahora esa gran periodista se alí con un bochornoso artículo publicado por ‘El País’ con el que tratan de hacerse los locos y aliarse con el gobierno tras las graves irresponsabilidades cometidas el pasado 8 de marzo no desconvocando la manifestación feminista.

Ahora vienen y nos dicen aquello de “pío, pío que yo no he sido”. Ahora nos pretenden intentar convencer de que no sabían nada y que cómo iban a saber que la cosa estaba tan fea cuando hemos sido muchos los que llevamos denunciando que algo así pasaría tras el 8 de marzo.

La desvergüenza y la absoluta falta de responsabilidad de esta gente no tiene límites. Y esto no es la primera vez que pasa con la Otero. Ya pretendió convertir en víctima al asesino Rodrigo Lanza poco después de que dejara tetrapléjico a un policía municipal y poco antes de que matara a Víctor Laínez por llevar unos tirantes con la bandera de España.

Así es la Otero. Ni tiene vergüenza, ni nada que se le parezca. Lo que tiene es más cara que espalda y más dura que el hormigón.