Te ofrecemos asistencia legal gratuita en todo el proceso judicial de la reclamación del IRPH de la hipoteca y de los intereses de las tarjetas “revolving” #EDerecho

En la España “ecofriendly”, animalista, vegana, solidaria con la inmigración y con los refugiados. En la España feminista, tolerante, financiadora de ONGS y lobbies varios estamos sufriendo una rara mutación del coronavirus, la conocida como “los gilipollas del papel higiénico”.

Esa mutación del coronavirus, una de las más dañinas que existen, provoca en el individuo una deseo irrefrenable por la compra compulsiva en el supermercado. Y esa compra compulsiva, que se puede dar en cualquier tipo de producto, se ciñe especialmente al papel higiénico.

Se desconocen, de momento, las formas de contagio. Pero sí se sospecha de algunas. Hay una muy habitual que es la que se da a través del Whats App del cuñado. El cuñado envía un vídeo o un mensaje en el que se explica cómo hacer mascarillas con papel higiénico y en ese mismo instante, el gilipollas del papel higiénico que hasta ese momento solo era gilipollas sin más, decide comprar todo el suministro de papel higiénico del supermercado para hacerle mascarillas hasta al gato que nunca sale de casa.

Por otra parte, algunos expertos han explicado que el contagio se produce cuando cree que el papel higiénico del supermercado lo van a comprar todos los demás clientes del centro. Y a partir de ahí llega el contagio. El gilipollas del papel higiénico, antes simplemente gilipollas, decide acaparar una gran cantidad de papel higiénico para que nadie más pueda comprar el suyo. El virus provoca, además, que el gilipollas del papel higiénico no se de cuenta de que el supermercado va a reponer el producto al día siguiente.

La evidencia del contagio de detecta cuando se observa en el individuo una rara tendencia a no ver más allá de sus narices que el rollo de papel higiénico. Pero ese virus tiene un síntoma más, el individuo hasta ese momento sostenible, ecofriendly y solidario de Twitter, se olvida de que hay gente que también tiene sus necesidades y no se da cuenta que, muy probablemente, no gastará en un año el cargamento de papel higiénico que se ha llevado, el muy imbécil…

 

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

3 Comentarios

  1. Hay un montón de retrasados mentales como los dos personajes, personajas o personajos de la foto.

  2. ¿Ye has parado a pensar, que los gilipollas del papel higiénico somos prácticamente todos?, Incluido los que leemos tu pseudoperiodico, subnormal, tu si que eres un gilipollas so cornudo. Nadie sabe lo que va a pasar, si se produce escasez espero que te tengas que limpiar con la mano y que no tengas bidé.

  3. Gracias por identificarse, Pedro Enrique. El primer paso para resolver un problema personal es reconocerlo públicamente. Y además, ha sido muy valiente por su parte.

Comments are closed.