Lincoln
ÚNETE A LA QUERELLA CONTRA PEDRO SÁNCHEZ Y TODO SU GOBIERNO

En medio de la guerra civil norte americana, el presidente, Abraham Lincoln, fue entrevistado el 28 de septiembre de 1862 por una mujer llamada Eliza Gurney. Tras hablar con él, ella se puso de rodillas y pronunció una hermosa oración sobre el presidente para que pudiera recibir la guía y la luz de Dios en medio de tan trágica situación.

[Accede a las cifras del coronavirus en tiempo real]

En medio las actuales circunstancias por las que atraviesa España a causa del coronavirus, es momento de siguiendo el mandato bíblico (1ª Timoteo 2:2) orar (más que nunca) por quien nos gobierna.

Huelga decir que muchos no albergamos simpatía alguna por alguien que defiende ideas tan radicalmente anticristianas como Pedro Sánchez, pero es precisamente por esto, que hemos de rezar más por él.

Dejo a continuación la oración que pronunció esta extraordinaria mujer sobre el que fuera presidente de los Estados Unidos:

Ciertamente, estamos pasando a través de una gran prueba, de una prueba de fuego. En la posición de enorme en la que me hall, siendo un humilde instrumento en las manos de nuestro Padre Celestial, como lo soy yo y  como lo somos todos, para llevar a cabo Sus grandes propósitos, he deseado que todas mis palabras y actos se ajusten a Su voluntad, y para que así sea, he buscado Su ayuda, pero si, después de entregarme a hacer lo mejor según la luz que Él me otorga, encuentro que mis esfuerzos fracasan tengo que creer que, por algún propósito desconocido para mí, así lo desea Él. Si por mi hubiera sido, esta guerra nunca habría comenzado; si todo hubiera sucedido según mis deseo, esta guerra ya habría concluido, pero nos encontramos con el hecho de que continúa y tenemos que creer que Él lo permite por algún sabio propósito Suyo, misterioso y desconocido para nosotros; y aunque con nuestros entendimientos limitados no podamos comprenderlo, no podemos sino creer que Aquel que hizo el mundo todavía sigue gobernándolo.

Muchos de los que vivieron la guerra civil americana, empezando por el presidente, supieron ver en ella el castigo de Dios al pecado de la esclavitud, pero hoy la pregunta es: ¿sabrá nuestra nación ver algo en todo esto?

Apocalipsis 9: 20 – 21

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA