patogenicidad

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Se está hablando mucho, esto la sabemos todos del coronavirus o lo que es lo mismo, decir Covid-19. En España a día de hoy, sábado hora 7 de la tarde, se llevan confirmados 51 casos de este mal que nos ha traído la milenaria china. Esta antigua y poblada nación del Asia Oriental está contagiando con una virulencia descomunal a gran parte del mundo. La OMS aún no sabe cómo catalogarla, aunque ahora por lo pronto, ya la han dado, a este Coronavirus (Covid19) su nomenclatura, donde la eleva a “muy alta”.

Doctores tiene esta organización para haberle dado esta consideración y no haberle dado otra relación a este virus que, nos está metiendo un miedo y Dios quiera que se quede como está ahora.

La patogenicidad de Sánchez a Iglesias, o de Iglesias a Sánchez, tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando, viene como anillo al dedo este binomio que, aunque de diferentes características su analogía se puede adosar, uno tiene la patogenicidad y el otro la virulencia, donde se enlazan estos dos términos para obtener el virus deseado. La virulencia del contagio es el fruto de no haber cortado este endémico virus, donde uno, cualquiera de los dos, haya infectado, al contrario. Aquí está ahora la pregunta: ¿se podría haber anulado a tiempo este binomio de estos dos “prendas? Creo que no. La virulencia y la patogenicidad de estos dos tiene capacidad para engendrar enfermedades, no del cuerpo humano, sino materiales, de convivencia, de conflictos, las ansias de poder, de ser amigos cada día más de los tramposos nacionalistas, amigos del crimen, etc. etc. Digo que no se podría haber eliminado, ya que la posible Pandemia del Coronavirus, la hemos infectado entre todos los españoles, La hemos visto venir y la hemos dejado que habitara a nuestro lado, Nos creímos que podríamos curarnos con cualquier “antibiótico” este no cura el coronavirus que ha entrado en España por todas las puertas que, de por sí, ya estaban abiertas de par en par.

Para la patogenicidad de estos dos cuerpos, el de Sánchez e Iglesias, no existen medicinas que curen este virus tan enfermizo y patógeno, donde ha entrado con una virulencia enorme en España.  El binomio de estos dos ha contagiado, infectado y propagado con este virus a todo hijo de vecino y de vecina.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL