letra
SI ERES EMPRESARIO O AUTÓNOMO Y ESTAS AFECTADO POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS, NUESTROS ABOGADOS PUEDEN RESOLVER TODAS TUS DUDAS SOBRE IMPAGOS, HIPOTECAS, LEASING, DEUDAS BANCARIAS Y CONVENIOS DE ACREEDORES. TE AYUDAMOS Y RESOLVEMOS TUS DUDAS SOBRE CONCURSOS DE ACREEDORES Y APLAZAMIENTOS CON LA BANCA. ENVÍANOS TUS DATOS A [email protected] Y NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO

A buen seguro que, al ver el título, el lector sabe el significado de la frase que -en sentido metafórico, claro- da entrada hoy a mis reflexiones y que recoge nuestro sabio Refranero Español, al que no pocas veces recurro y que recomiendo, obligada consulta siempre como enciclopedia breve del saber popular. Y no menos seguro es que, los que como yo, tenemos una avanzada edad, la habremos oído decir a nuestros padres cuando había reprimenda o castigo de por medio, a veces ampliada también con “quien bien te quiere, te hará llorar”.

Saco esto a colación por lo visto en estos últimos días, en los que no pocos de nuestros “políticos” sacaron los pies del tiesto, cuando no “miccionaron” fuera de él, merecedores a mi juicio de que las autoridades civiles o militares hubieran actuado con contundencia.

[Accede a las cifras del coronavirus en tiempo real]

Me refiero, sin ánimo de ser exhaustivo, a las apariciones, en primer lugar, del propio presidente de desgobierno socialcomunista, Pedro Sánchez cum Fraude y de su vicepresidente segundo PabLenin Iglesias, “marqués” de Galapagar, sin medio de seguridad alguno en consejos de ministros y comparecencias, cuando deberían cumplir la cuarentena que, en teoría, les impondrían los positivos de sus respectivas, la “experta” en asuntos de África y aspirante perpetua a primera dama, doña Begoña Gómez, y la no menos “experta” en teclados de cajas registradoras, que no de ordenador a juzgar por el bodrio de borrador de ley de libertad sexual -o como se llame- salida de su mente y repleto de faltas de ortografía e imprecisiones, la ilustre ministra de Igual-da, doña Irene Montero. Cierto que, después del último consejo de ministros extraordinario, el “jefe” no apareció más, no se sabe si para no terminar de achicharrarse y prefiriendo que se quemen sus ministros “responsables” tardíos o, como dicen algunos malvados, porque dio positivo al test de coronavirus. Pero también es cierto que su vicepresidente segundo, que no quiere ser “segundón”, aprovechó la ocasión para darnos un mitin el jueves y atribuirse la “coordinación” de un supuesto “plan social”, en el que ¡cómo no! defendió la “libertad de expresión” de los impulsores de la fallida cacerolada al Rey Felipe VI. Eso sí, al menos lo vimos con “el traje de los domingos”, que no le quedaba precisamente “planchado”, compartiendo comparecencia con el filósofo ministro de Sanidad, Salvador Illa, segunda cuota del PSC a #SanchezVeteYa, al que menuda le ha caído encima.

Son destacables también las declaraciones de los presidentes separatistas, el condenado e inhabilitado -dejémoslo claro- Quim Torra y su colega Íñigo Urkullu, negándose a que la Unidad Militar de Emergencias, UME, entrara en “sus” territorios y pasándose por el forro de sus caprichos el estado de alarma que el gobierno decretó para TODO el Estado español, incluidas Cataluña y Vascongadas, como es lógico. Y además de rechazar la ayuda militar, el catalán propagaba el viernes en la cadena británica BBC sus mentiras nacionalistas, diciendo que Nuestras competencias fueron centralizadas y ahora tenemos menos para ayudar a nuestra gente” y culpaba al gobierno de no haber impuesto el confinamiento de Cataluña, como si las instrucciones dadas para -insisto- TODA España, no fueran con ellos.

No soy jurista y por tanto lo que escribo a continuación es desde el sentido común y la lógica de mi opinión. Supongo que cuando esto pase, que me temo que tardará más de lo que nos dicen esta pandilla de nefastos aficionados que nos “dirigen”… hacia el precipicio, y como bien ha dicho Pablo Casado en sus últimas intervenciones, llegará el momento de depurar responsabilidades. Por ahora y comprobado que este gobierno socialcomunista miente hasta cuando calla, habrá que analizar, por los que entiendan de leyes, si existe o no un delito contra la salud pública y otras negligencias que, desde mi punto de vista, son evidentes, aunque no deja de ser la humilde opinión de un lego en la materia. Mientras tanto, y como digo en el título, sí que vendría bien que la ministra de Defensa, la más seria del cuarteto puesto al frente de la situación, porque del ministro de Interior poco puede esperarse, bien podría detener a los representantes del Estado -condición que parece que olvidan- vasco y catalán, por oponerse a las órdenes del gobierno de aislamiento e intervención de la UME en lugar de callarse y colaborar. Seguro que serviría de escarmiento y muchos políticos irresponsables se tentarían la ropa antes de salirse del guión.

Y que no falte, para acabar, mi recordatorio permanente, a ver si cala de una vez: No será por no venir avisando desde hace años, cuando llegó desde Atocha el hoy ZParo bolivariano, precedente del irresponsable actual, de que lo que hoy tenemos es lo que él buscaba. Así como, antes de las elecciones del 28A del año pasado, pedíamos que se unieran esas “tres derechas” inventadas por la izquierda para sus espurios intereses. Ahora tenemos la evidencia de que el clon del leonés nacido en Valladolid venía a completar la obra del “maestro” y de que VOTAR VOX -o a Rivera, entonces, también- ERA -en aquellos momentos, especialmente- VOTAR A SÁNCHEZ, aunque fuera indirectamente. Se vio entonces y se repitió, pese a la insistencia de algunos, el 10N. Ahora, que lo disfruten los que lo propiciaron, aunque lo sufrimos también los que no lo hicimos. Y que cuando “escampe”, muchos de los propiciadores hayan aprendido la lección y dejen las vísceras para lo que son y antepongan la razón al votar.

Cierro mi artículo pendiente de lo que dijera anoche el “errante frenado”, a las 21:00 horas, que -me asalta la duda- no sé si anunció su comparecencia porque sí o para contraprogramar la cacerolada convocada a esa hora para pedir la dimisión de su exvallecano socio.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

4 Comentarios

  1. Pues desde mi punto de vista tiene razón el artículo, excepto por un pequeño detalle:

    No es que votar a VOX y a Ciudadanos fuese votar indirectamente a VOX, y por lo tanto había que haber votado todos al PP, porque hay que aclarar algo.

    Ciudadanos, todos sabemos lo que son, o mejor dicho nadie sabe lo que son, porque les da igual aliarse con unos que con otros.

    Y en cuanto al PP, eso sí es votar al Psoe, pero no indirectamente sino todo lo contrario. Quitando en el tema de la economía, que en eso sí son buenos, en lo demás, PP y Psoe son exactamente iguales. O si no, ¿por que siempre que ha gobernado el PP han mantenido el 99 % de las políticas sociales y educativas que anteriormente implantó el Psoe?

    Yo por mi parte pienso volver a votar a VOX, que al menos son los únicos a los que no les da miedo enfrentarse a toda la rojería española, (al menos hasta que se demuestre lo contrario).

    Si no queréis que la derecha, (la de verdad, ni la ultraderecha, ni la pseudoizquierda disfrazada de derecha), gobierne en España, ya sabéis a quien votar, sed valientes. Y si no, pues nada, seguiremos dividiendo el voto. Pero yo no voto a cobardes, porque yo no soy ningún cobarde.

  2. Estoy de acuerdo con el articulista en que esta plaga que padecemos no se va a acabar en un par de semanas, yo me inclino que tardará meses; lo decía hace semanas en las tertulias de bar con los amigos, cuando la izquierda y ultra negaba que fuera grave y se apresuraban, al igual de los periodistas de su cuerda, en hacernos creer que era una gripe, incluso más leve que la común. Ahora esconden el culo y borran twiteres, como lo que lson,, como cobardes.
    En cuanto a las tres derechas, no voy a entrrar en esa polémica; lo que si aclazraré es que VOX cometió una imprudencia semejante, aunque a menor nivel, que las feminazis con el 8N; cierto que Abascal pidió perdón y el rojerío no. Ahora tenemos lo que ellos sembraron.

  3. Ante todo, muchas gracias por su comentario.

    Desde el respeto a su opinión y decisión de voto, como no podría ser de otra forma por mi parte, sólo le digo que ojalá no se arrepienta cuando conozca a Abascal como yo lo conocí desde que negoció su entrada en VOX, viendo que se le acababa el chollo en el PP. Debe saber que viene de la misma escuela de las nuevas generaciones, con la diferencia, respecto de Pablo Casado, que al de Amurrio sólo le mueve su ambición personal y su deseo de venganza y no tiene los principios morales que el actual Presidente del PP.

    Cierto que Mariano Rajoy y anteriormente José Mª Aznar, no hicieron bien sus deberes en lo social y, sobre todo, educativo, desperdiciando sus respectivas mayorías absolutas, pero no es menos cierto que el PP de Casado, insisto, de Casado, era la única alternativa para frenar lo que llegó a Moncloa. Piense en la “casualidad” de que, un partido que estaba literalmente muerto -46.000 votos en la última cita electoral de Junio de 2016-, “resucita” precisamente poco después de que Sánchez ganara la moción de censura.

    Podría ser mucho más explícito y estoy a su disposición, pero creo que ya me extendí demasiado.

    Un cordial saludo y, de nuevo, gracias por su comentario.

  4. Hola Antonio:

    No le digo que no tenga razón, posiblemente sea así. Y justo por eso decía que “hasta que no se demuestre lo contrario”, porque la experiencia nos dice que al final, todos acaban siendo iguales, me mantengo en mis ideas.

    En general, (y en cualquier país, no sólo en España), primero hacen y dicen lo que haga falta, o lo que ellos consideran que hace falta para ganar y llegar al poder. Después se acomodan y se olvidan de sus promesas para cumplir lo justo, sin enfadar demasiado a los contrarios (excepto ZParo y Sánchez el enterrador, que no tienen el más mínimo escrúpulo de nada). Y en su última etapa, cuando ya ven las orejas al lobo, intentan llenarse los bolsillos antes de que otro les quite el puesto.

    Sin embargo, el discurso de VOX, al menos a priori, es el único diferente y sensato. En realidad, todos (y digo todos) los peperos que conozco están de acuerdo con VOX, mucho más que con el PP, pero les entra el cague por aquello del “voto útil” y la mayoría acaban votando al PP.

    Puede que si ganara VOX acabara siendo peor el remedio que la enfermedad, no lo sé, y no lo sabremos mientras eso no pase. Por eso yo voy a seguir confiando en su discurso y si llegado el caso me defraudan, no les vuelvo a votar y asunto arreglado. De lo que estoy convencido es de que peor que con los socialistos y los podemistos no nos iría de ninguna manera.

    Un saludo.

Comments are closed.