eutanasia
SI ERES EMPRESARIO O AUTÓNOMO Y ESTAS AFECTADO POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS, NUESTROS ABOGADOS PUEDEN RESOLVER TODAS TUS DUDAS SOBRE IMPAGOS, HIPOTECAS, LEASING, DEUDAS BANCARIAS Y CONVENIOS DE ACREEDORES. TE AYUDAMOS Y RESOLVEMOS TUS DUDAS SOBRE CONCURSOS DE ACREEDORES Y APLAZAMIENTOS CON LA BANCA. ENVÍANOS TUS DATOS A [email protected] Y NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO

Hay muchas veces que miramos las simbiosis como cosa natural, pero hete aquí, que, suspirando un poco, y pensar que estas asociaciones, muchas veces son fruto de maquinaciones, nos vemos sujetos a que estas aleaciones pudieran ser catastróficas. Pero en las circunstancias en las que, estaño sometidos los españoles y viendo las publicaciones, tato periodísticas, de blogs, periódicos digitales y todo cuanto recibimos de los whatsapp, me crea la duda de que es verdad y mentira, y a veces, como las medias verdades, todas estas manifestaciones se asoman a nuestra memoria cerebral, dándonos datos que memorizamos en el cerebro.

[Accede a las cifras del coronavirus en tiempo real]

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, dice que la eutanasia “es un forma de homicidio” y “gravemente inmoral” …”toda persona tiene el derecho a morir con dignidad, pero no es admisible que se propicie la eutanasia como una acción que causa la muerte con el fin de eliminar cualquier dolor o desgracia…” “nunca es lícito causar la muerte de un enfermo, ni siquiera para evitarle el dolor y el sufrimiento, aunque él lo pida expresamente”. Como cristiano, yo soy cristiano en la fe de Cristo, estas frases son de personas de una moralidad exhaustiva que, aunque sea cristiana, debemos tener el conocimiento y juicio para no quitarle la vida a un ser humano y en ¿qué grado de esa conciencia puede expresar este verdugo en quitarle y robarle la vida a una persona?  Y, ¿Cómo ese ejecutor se cree con esa inmunda eutanasia quitándole la vida a un semejante?

A esta eutanasia le añadiera yo el coronavirus en esas simbiosis antes aludidas, la completaría yo, viendo las manifestaciones de estos últimos días en todo tipo de medios. El otro día en unos de estos whatsapp, donde, se escuchaba—según decía ser—a una enfermera de un hospital de Madrid, que predominaba mucho más para hacer los test en menores de 60 año en de la prueba del Covid-19 que, en los mayores. Posterior a todas estas informaciones hemos visto que abundan muchos   los fallecidos contagiados por este virus en las residencias y centros de mayores En España, donde sería difícil de cuantificar las muertes en estos últimos días, ya que, cada día que  pasa aumentan los números de fallecidos. Una enfermera que trabaja en una residencia, en Torrejón de Ardoz, denuncia que escasean recursos básicos, como mascarillas y guantes y necesitamos que nos hagan pruebas. “y si seguimos así, con estas condiciones precarias, la situación se puede agravar” asegurando que podría pasarle a esta residencia lo mismo que le pasó días atrás con el fallecimiento de 19 ancianos en Monte Hermoso; familiares de los ancianos de esta residencia denuncian “opacidad y mala gestión” La Fiscalía ha iniciado una investigación por si se hubieran cometido ilícitos penales, aunque ese centro no es el único que ha visto cómo varios de sus internos fallecían en los últimos días. y si las gestiones tanto en hospitales, como en residencias de ancianos están como están, ahora resulta que hay algunos hospitales privados que ofrecen pruebas de coronavirus a 300 euros en Madrid. La indignidad ha llegado hasta sus limites extremos.

Piensa mal y acertarás. Me podrían decir, mis compatriotas si estas dos palabras, la eutanasia y el coronavirus ¿no serían idóneos para hacer una buena simbiosis, una asociación perfecta, donde se pueden mezclar, por un lado—supuestamente—intereses y por el otro una negligencia demasiado tardía.  Me gustaría glosar una frase en su libro de refranes y paremias grecolatinas de mi admirado amigo Rafael Martínez Segura, dice así: Casus ubique valet: Semper tibi pendeat hanus; / quo mínime  credas gurgite, piscis erit (Ovidio, Ars anatoria, III, 425-26). El azar en todas partes es poderoso: echa siempre el anzuelo; habrá pesca en el río que menos esperas.