Covid-19

Te ofrecemos asistencia legal gratuita en todo el proceso judicial de la reclamación del IRPH de la hipoteca y de los intereses de las tarjetas “revolving” #EDerecho

Podría estar poniendo a parir tanto a los partidos políticos que están en el Gobierno de España como a TODOS los que están en la oposición por su forma de gestionar y utilizar el tema del Covid-19 pero quiero mandar un mensaje en positivo a diversos colectivos y profesionales de las distintas profesiones existentes por su implicación extrema para poder erradicar este temido virus, porque sin lugar a duda, son ellos los que merecen todos los elogios y reverencias posibles para evitar el apocalipsis en nuestro país.

(Así ha salido España a los balcones a dar las gracias al personal sanitario)

El Coronavirus trae como ‘cualidad positiva’ la unión entre españoles, los de bien, restando elogios a aquellos garrulos que se han marchado egoístamente a sus segundas residencias para extender el virus a lugares en los que apenas existían casos. Los buenos suman y no restan, trayendo la solidaridad con cada compatriota que en este mismo instante arriesga su salud para beneficiarnos A TODOS y para que a su vez, no nos falte lo necesario para poder subsistir en estas fechas. Para los ciudadanos buenos viene un ‘chapeau’ y para aquellos profesionales de todas las profesiones que dan su vida por nuestro bienestar incluso quiero dedicarles un ‘chapeau’ hasta el infinito y más allá.

El Covid-19 positivamente hablando trae consigo la implicación extrema del personal vinculado con el mundo de la sanidad. Médicos, [email protected], celadores y otros tantos profesionales de ese mismo sector, que sin poner un pero, están ahí ‘matándose’ por salvar vidas humanas y arriesgando por ende las suyas por el bien común. Vosotros ‘sanitarios’, sois en este mismo instante el Dios terrenal que necesitamos para que las pérdidas humanas sean las mínimas. La sanidad pública y la sanidad privada formando alianzas (¿acaso no es algo maravilloso?) para erradicar a este Coronavirus que ya se ha cobrado alrededor de 300 víctimas. Una mención especial también merece el gremio de la limpieza, especialmente los que tienen que ‘convivir’ con el personal sanitario en los hospitales y con el virus pululando por cada metro del recinto, para vosotros también hay un ‘gracias’ y otro elogio porque vosotros sois los que además de arriesgar vuestra salud, evitáis que se contagien nuestros sanitarios y otros pacientes que no poseen este famoso Covid-19.

El personal de farmacia es otro sector que merece ser mencionado, porqué son ellos los que nos otorgarán los medicamentos y también los que nos asistirán ante cualquier duda leve relacionada con este virus y sin duda alguna en estas fechas al igual que los mencionados con anterioridad estarán al pie del cañón al 120%. Otro ‘chapeau’ para los cuidadores de ancianos en las residencias, no tiene que ser tampoco fácil ‘calmar las aguas’ dentro de estos ambientes y más cuando el Coronavirus puede perjudicar aún más la salud de nuestros mayores.

Y otros profesionales vinculados con el mundo de la alimentación y que están fuera del mundo de la sanidad y la higiene también merecen ser recordados por el sobreesfuerzo que están realizando para que a nosotros no nos falten productos en las estanterías para poder subsistir en estos días de Estado de Alerta. Es posible que me deje algún gremio y por ese motivo pido disculpas por adelantado a todos ellos, que son indispensables y no los he mencionado, gracias igualmente por vuestra implicación y sigamos todos remando hacia la misma dirección para combatir esta pandemia. Compatriotas, resistid que con la ayuda de todos estos grandes profesionales aludidos más la iniciativa de QUEDARNOS TODOS EN NUESTRAS CASAS, haremos que esta desgracia acabe convirtiéndose en una anécdota para contar en un futuro a nuestros hijos y nietos.

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

1 Comentario

  1. ¡Los agricultores y ganaderos! Los grandes olvidados y sólo recordados cuando cortan cuatro carreteras una vez cada 15 o 20 años, cuando su situación ya es insostenible. Esos mismos que producen los alimentos que después encontramos en los supermercados, y sin los que no tendríamos que llevarnos a la boca, y no sólo ahora en estos momentos tan difíciles.

    Mi reconocimiento también para ellos.

Comments are closed.