Irene Montero ha sido la primera de los miembros del gobierno en demostrar su absoluta incapacidad para ejercer el cargo que ostenta en estos momentos. Y no es que lo digamos solo nosotros, es que ella no se cansa de demostrarlo todos los días. Menos mal que tiene a su “churri” para defenderle de todos. que si no…

En esta ocasión, Montero ha mostrado su absoluta ineptitud en casa amiga, en el programa de La Sexta “El Intermedio”. Y lo ha hecho demostrando lo que mejor sabe demostrar: que no tiene ni idea de lo que habla y que esta ley se la ha sacado de la manga para que se hable de ella a pocos días del 8 de marzo, de una manera precipitada y una ley completamente absurda.

Ahora vamos a tener que salir a la calle acompañados siempre de testigos, no sea que tengamos oportunidad de ligar con alguien y necesitemos que otra persona certifique nuestros actos. Pero si no hay testigos a Montero le da igual porque cuando le preguntan que cómo podrán discernir los jueces si ha habido delito o no, ella se explica de la siguiente forma:

“Si no hay testigos, los jueces tienen muchas pruebas: los testigos”

Es decir, testigos cuando no hay testigos, testificales cuando no hay testigos que sostengan esa posible denuncia. ¿O quizás quiera decir que no hará falta pruebas y que con la simple denuncia de una mujer contra un hombre será suficiente? ¿De qué nos suena eso…?

 

1 Comentario

  1. ¿Y qué podemos -y nunca mejor dicho lo de podemos- esperar de una cajera de supermercado, “elevada” a ministra por “méritos horizontales”…? O de rodillas.

Comments are closed.