SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La apropiación del 8M por parte de la izquierda les está saliendo mal y lo saben.
El feminismo está siendo utilizado como un ariete ideológico para criminalizar opciones políticas discrepantes, bajo el paraguas del insulto fácil y la ausencia de argumentos. Pero eso se puede mantener un tiempo, sólo un tiempo.

La mayoría de la gente, no sólo ha tenido acceso a las dos versiones del asunto, si no que lo están padeciendo en sus carnes, amén de ver recrudecerse a niveles grotescamente absurdos la implementación de políticas que obedecen a la histeria de los grupos que se arrogan la exclusividad de los valores del feminismo.