Si hay un alcalde macarra y chulo a más no poder, ese es el alcalde socialista del Ayuntamiento de Valladolid, Óscar Puente. Una mujer de Valladolid ha recurrido una multa de 200 euros que se le puso en un semáforo con cámara “foto-rojo” y el magistrado del Juzgado de lo Contencioso número 3 de Valladolid le ha dado la razón obligando al ayuntamiento a anular la citada multa.

Pedro Sánchez y Oscar Puente

Puente, que parece que es tan incapaz de controlar sus instintos macarras como de hacer una buena gestión al frente del ayuntamiento, ha encolerizado y en una rueda de prensa ha criticado sentencia y ha aprovechado para atacar al juez e incluso a su esposa. De la sentencia ha dicho que “es una sentencia no ajustada a derecho, con juicios de valor que me avisa de cierta parcialidad”. “Como alcalde, no me la pienso comer porque afecta a la ciudad y me importa la seguridad de los ciudadanos”.

Pero lo peor ha venido cuando se ha referido al juez y a su esposa. Del juez ha dicho que “este juez tiene algún problema con el rojo” y sobre la esposa del juez ha dicho que “sabe mucho de este tema porque a su esposa le han caído tres multas de este tipo”. Estas palabras de Puente han provocado que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León emita un comunicado que, entre otras cosas, dice de Puente que “la expresión literal ‘No me pienso comer la sentencia’ supone una directa vulneración del principio constitucional de Separación de Poderes”.

Se lo debería hacer mirar, Oscar Puente. Tiene una problema muy serio con el fanfarroneo y el macarrismo tanto en redes sociales como en el propio ayuntamiento. Es, como se dice vulgarmente, un auténtico fantasma.

 

1 Comentario

  1. Los vallisoletanos se aguantan con este Puente del la vivienda monumental en el Paseo Zorrilla,le aguantan su falta absoluta de educación y estamos a la espera de lo peor.
    Bueno es lo que quieren los capitalinos pues hay esta.
    Seguir votando socialista hasta que ellos sean ricos y vosotros mas pobres que las ratas.
    No hay mal que por bien no venga ¿verdad puzelanos?.

Comments are closed.