No hemos podido para de reír después de ver el último vídeo publicado por Pilar Baselga en su canal de Youtube. Pilar, con su gracia habitual, le pega un repaso a Montero de esos que hacen época después del famoso tuit de su “ministeria” en el que se decía aquello de que las mujeres quieren llegar a casa “solas y borrachas”.

Y es que Pilar tiene toda la razón cuando le pregunta a Irena si cree de verdad que todas las mujeres quieren llegar a casa, después de salir una noche, solas y borrachas. “Borrachas”, después nos vienen a contar desde el ministerio de Sanidad lo malo que es beber, sobre todo entre la gente más joven, mientras desde el ministerio de Igual-da se vende como un auténtico logro de libertad feminista el hecho de llegar a casa solas y, sobre todo, borrachas.

Montero en sí, como persona y como ministro, es una auténtica aberración. Es la tontería hecha pareja del macho alfa y madre de sus cachorros beta. Es la incongruencia con patas, la ignorancia con orejas y la ineptitud más absoluta con ojos. Es una “pijomunista”, de esas de libro, que en su vida ha dado “palo al agua” y que ahora quiere descubrirnos a todos la realidad de la vida.

Lo único que queda claro con Montero es que no solo el ministerio le queda grande, todavía no ha sido capaz de llegar al mundo de los adultos y de las personas medianamente formadas. Y si eso le afectara a ella sola, no pasaría nada. El problema es que la incompetente esta es ministro de un gobierno y sus decisiones nos afectan y nos repercuten a todos. Irena, qué simple eres, “queride”.