SI ERES EMPRESARIO O AUTÓNOMO Y ESTAS AFECTADO POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS, NUESTROS ABOGADOS PUEDEN RESOLVER TODAS TUS DUDAS SOBRE IMPAGOS, HIPOTECAS, LEASING, DEUDAS BANCARIAS Y CONVENIOS DE ACREEDORES. TE AYUDAMOS Y RESOLVEMOS TUS DUDAS SOBRE CONCURSOS DE ACREEDORES Y APLAZAMIENTOS CON LA BANCA. ENVÍANOS TUS DATOS A [email protected] Y NOS PONDREMOS EN CONTACTO CONTIGO

Llevamos semanas acusando al gobierno de irresponsable y criminal por ocultar datos sobre los contagios de coronavirus justo antes de la manifestación feminista del 8 de marzo. Llevamos semanas diciendo que se actuó con irresponsabilidad e incluso, sin ser adivinos, desde El Diestro anunciamos un día antes del 8 de marzo lo que, desgraciadamente, pasaría a partir del 9.

¿Y cual es el guión que se llevan aprendidos tanto los socialistas, como la izquierda y los manipuladores y criminales de los medios de comunicación que alentaron esos actos? Que el 8 de marzo hubo más actos. Que hubo fútbol, que hubo la concentración de Vox en Vistalegre y que hubo otro tipo de concentraciones más o menos multitudinarias.

Pero, ¿saben lo que no cuentan después? Que la obligación de suspender todos esos actos recae directamente sobre el gobierno puesto que ellos sí que manejaban información y es el gobierno quien debe autorizar o suspender ese tipo de concentraciones. Es decir, utilizan excusas propias de tontos, mal de muchos consuelo de tontos, y excusas que solo les pueden comprar los cerebros fáciles y los estómagos agradecidos.

Y en el día de ayer, Rafael Simancas, que no es más que un ignorante y un pelota, tiró de argumentario y utilizó esas mismas excusas, de tonto absoluto, para justificar lo sucedido el 8 de marzo. No se da cuenta este mequetrefe de una cosa muy simple: error no justifica error. Y no cuenta, además, que el gobierno es el responsable de que todo eso se permitiera. Es decir, sin enterarse, porque este no se entera más de lo que cobra a fin de mes, Simancas ha tirado tierra sobre el propio gobierno porque no es más que un pelota, un enchufado, un vividor y un estómago agradecido.

Ahora Simancas se nos ha quedado calvo, será de estrujarse el cerebro para seguir pensando cómo seguir viviendo como un rey sin dar palo al agua.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL