¡¡ÚNETE A EL DIESTRO!! COLABORA DESDE PATREON!!
OPOSICIÓN AL GOBIERNO DE PEDRO SÁNCHEZ
SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo de Cristina Fallarás lleva mucho tiempo sin ser ni medio normal. Tiene una obsesión enfermiza con los hombres, con el feminismo, con el comunismo y siempre lo lía todo de una manera que carece por completo de sentido. Tras las últimas noticias aparecidas sobre el cornavirus, la Fallarás se lía la manta a la cabeza y empieza a relacionar coronavirus con prostíbulos, para después empezar a hablar de puteros y terminar atacando a todos los hombres.

En la cabeza de Fallarás, tan enfermiza ella, parece que circula la más que extraña idea de que todos los hombres son puteros. Como es incapaz de sacar ninguna conclusión buena de ningún hombre, a no ser que sea de izquierdas, la peregrina idea que le llega a su limitada cabeza relacionada con el coronavirus es esa y no otra. Es decir, relacionar coronavirus con hombres para acabar metiéndose con ellos desde ese extraño concepto de feminismo enfermizo que rige en su cabeza.

Parece que no tiene ni un solo momento de lucidez en el que piense con claridad y en el que no le salga el sesgo feministoide con el que, cada vez que tiene oportunidad, aprovecha para atacar e insultar a los hombres. Es más que probable que los propios prostíbulos hayan tomado sus medidas para evitar contagios pero, ni todos los hombres son puteros ni todas las mujeres son putas. Es más, la inmensa mayoría de los hombres y las mujeres no son ni lo uno, ni lo otro. Son minoría.

Por tanto, no podemos evitar preguntarnos por los motivos de esa obsesión casi enfermiza. Por otro lado, lo que podría hacer es preguntar por el asunto al PSOE de Andalucía que de esto parece que saben un rato. Pero a esos no les pregunta, no. Son de los suyos y con el partido en el gobierno puede tener muchas oportunidades laborales.

TODOS LOS PRODUCTOS QUE NECESITAS PARA LA VUELTA AL COLE DE TUS HIJOS

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

  1. La pobre FOLLARÁS, como ya se le ha pasado el arroz, piensa que si la gente dejera de ir de putas, igual le tocaba algún maromo…
    ¡Pero cómo no pagues, lo llevas claro, ABUELITA MÍA!

Comments are closed.