El Ayuntamiento de Barcelona se ha negado a facilitar los pertinentes permisos administrativos para la celebración de una procesión en honor de san José desde la basílica de Nuestra Señora del Pino hasta la basílica de de Nuestra Señora de la Merced en la tarde del 28 de marzo.

La asociación Jóvenes de San José, que desde hace años desarrolla una importante labor asistencial en la Ciudad Condal mediante de la atención a los más desfavorecidos que vagan por sus calles sin tener qué comer o dónde dormir con dignidad, comenzó los trámites dos meses antes de la fecha de la procesión, el doble de lo estipulado.

El Ayuntamiento no contestaba, por lo que, tras varias pesquisas, se conoció que la aprobación estaba paralizada por unas multas impagadas de las que la asociación asegura que no tenía conocimiento. Al no poder abonarlas en plazo, el propio Ayuntamiento les sugirió que la entidad solicitante de la procesión fuera otra libre de deudas, lo que se realizó en plazo el pasado 13 de febrero.

A finales del pasado mes, se recibió una llamada para comunicar que se denegaba el permiso, lo cual no se entendió, dado que fue un funcionario del Ayuntamiento quien les sugirió esta vía para solventar los problemas previos.

«Tres razones sin sentido»

Tal y como explica la Asociación Jóvenes de San José, en esta llamada se alehgaron «tres razones sin sentido». En primer lugar, el Ayuntamiento expresaba su deseo de que no se realizaran más eventos en el mes de marzo, dado que en esa misma semana se celebran las fiestas patronales de san José Oriol en el barrio de la basílica del Pino.

Pese a que esta circunstancia era conocida y que los organizadores de ambos eventos se habían puesto de acuerdo de forma previa para que no interfirieran entre sí, los interlocutores del Ayuntamiento explicaron que «no querían más eventos en todo el mes de marzo», tal y como aseguran los Jóvenes de San José.

Así, el interlocutor del ayuntamiento alegó el asunto de las multas impagadas, pero cuando se indicó que ya estaba subsanado al haber realizado un cambio de titular a sugerencia del propio consistorio, se reiteró la negativa.

De esta manera, llegó la tercera razón «sin sentido» que los organizadores de la procesión entienden como «una normativa inventada»: no se puede realizar la procesión porque la organizadora «no es una entidad del territorio».

Lo cierto es que la entidad solicitante final está domiciliada en otra localidad, donde tienen los locales donde pueden organizar el trabajo caritativo de la asociación, pero en la misma página web del ayuntamiento «no se especifica en ningún sitio que la persona física o jurídica que hace una petición para este tipo de eventos deba estar domiciliada en la ciudad de Barcelona».

Ante esta triple negativa, la Asociación Jóvenes de San José considera que «sólo se puede deducir que el Consistorio de la ciudad española de Barcelona no quiere permitir realizar una procesión en honor a San José por las calles de la ciudad», lo que supone una ofensa a su patrono y una vulneración de la libertad religiosa.

Finalmente, se celebrará una misa en la basílica de la Merced de Barcelona el 28 de marzo a las 18:00 horas. Al no poder realizar la procesión, se procederá a realizar una entrada solemne de la talla del santo colocada en andas, que podrá seguirse en directo a través de Youtube.

 

Artículo publicado por ‘Actuall’