Pablo Iglesias, El Pozo
Pablo Iglesias

Te ofrecemos asistencia legal gratuita en todo el proceso judicial de la reclamación del IRPH de la hipoteca y de los intereses de las tarjetas “revolving” #EDerecho

Es evidente que al comunista Pablo Iglesias le da igual ocho que ochenta, eso es algo que ha demostrado siempre y lo ha hecho también el pasado sábado saltándose la cuarentena a la que estaba obligado al estar su pareja enferma con coronavirus y solo con una clara intención: meter comunismo en vena en España para expropiar todo lo que hubiera podido y se le hubiera permitido por parte del Consejo de Ministros.

Accede a las cifras del coronavirus en tiempo real

Ya conocíamos alguna de las filtraciones que habían salido a la luz de aquel Consejo de Ministros. Gracias a esas filtraciones ya conocíamos que las intenciones del podemita de la coleta y la chepa eran las de nacionalizar empresas del sector eléctrico, de la sanidad privada e incluso medios de comunicación. Pero aquí viene la sorpresa, tal y como ha revelado Lorenzo Ramírez en el programa ‘Despegamos’ de César Vidal, Iglesias tenía otra intención mucho más perversa: cerrar las cuentas de Twitter de todo aquel que no comulgue con las ideas del gobierno socialcomunista.

¿Pueden ver ustedes hasta qué punto llega la desfachatez de este sujeto? ¿Pueden comprobar hasta qué punto estalinista llegan las enfermizas obsesiones de este fulano? Cerrar cuentas de Twitter. Pretendía silenciar a todo el mundo para que no hubiera ni una voz crítica ni en medios de comunicación, ni en redes sociales. Hasta ese extremo llega el enfermo cerebro del líder de Podemos.

Y según siguen contando Lorenzo Ramírez y César Vidal a lo largo del programa fue la intervención de la ministro Nadia Calviño la que evitó que Iglesias se saliera con la suya. Con esto no solo queda demostrado cómo funciona el cerebro de Iglesias, también queda absolutamente demostrado que Pedro Sánchez en estos momentos no es más que un muñeco sin ideas cuya continuidad al frente del gobierno va a acabar con España definitivamente.

Escuchen el audio a partir del minuto diecinueve aproximadamente:

 

2 Comentarios

  1. El Lenin español, pequeñito, ceposo y ridículo, VIVIENDO POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES, COMO UN MARQUÉS CUALQUIERA, en realidad lo que quiere ser es el STALIN ESPAÑOL.
    ¡Recemos y hagamos todo lo posible, para que no sea así, si estimamos nuestra vida en algo!

  2. O sea, según el audio los agricultores no hacemos nada. Pues si os parece, este año no sembramos nada, y a ver qué reparten esos camioneros y que venden esos supermercados. Y más ahora que no hay dinero para comprar en el extranjero.

    Está bien que se reconozca la labor de los intermediarios, pero aquí cada uno cumple con su función, digo yo, y no hay que quitar méritos a nadie.

    Si estás enfadado porque hace unas semanas cuatro tractores te cortaron la carretera porque los agricultores protestábamos por algo que era y sigue siendo justo para nosotros, te aguantas, que seguramente seremos el sector que menos huelgas hace con diferencia. Otra cosa es que habría sido mejor hacer esas protestas enfrente de las casas de Pedro y Pablo, pero eso ya es otra historia.

    Me he llevado una gran decepción con vosotros. y considero que la labor hecha tanto por agricultores como por ganaderos antes de esta crisis,(y durante, porque seguimos trabajando para la próxima cosecha), es la que ahora nos está salvando a todos proporcionándonos comida, y me gustaría no sólo que no nos quitaseis méritos, sino que también nos lo reconocierais. ¡Y encima mal pagados!

Comments are closed.