SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Ni siendo ministro se le pasa a Alberto Garzón la tontería. Ni siendo ministro y habiendo aplaudido al Rey Felipe se le pasa ese atontonamiento cerebral crónico que padece. Y decimos crónico porque es evidente que ni formando parte del gobierno deja de decir sandeces cuando habla del Rey y de la Familia Real.

Quiera o no este comunista, en España vivimos en un estado que es una Monarquía Parlamentaria. Quiera o no este comunista, en estos momentos y para nuestra desgracia, él forma parte del Gobierno que dirige ese estado. Pero parece que, ni siquiera en estas circunstancias, el comunista Garzón se entera de qué va la vaina y qué es lo que debe y lo que no debe hacer.

Justifica que sus aplausos fueron por educación pero mientras tanto es incapaz de dejar de soltar la estupidez esa de “ciudadano Borbón”. Este tuercebotas ha vendido su partido a Podemos con la egoísta intención de que llegara algún día en el que se produjera lo que se está produciendo ahora mismo: que se colocara en algún buen puesto de la mano de Podemos.

Y ahora nos lo encontramos en “plan ministro” pero eso no ha hecho nada para mejorar su percepción de las cosas con la entrada de un cierto golpe de racionalidad en su entumecido cerebro. Este tipo no es más que un absoluto don nadie que va por la vida de chulito, pero no es más que un comunista maleducado y bravucón que se achanta a las primeras de cambio. Personajillo…