La Unión Europea quiere acabar con España
Carlos Puigdemont

SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo del separatismo catalán está llegando a unos extremos en los que más que sentimiento nacional, parece una pandemia mucho más grave que el coronavirus. Los separatistas, tan acostumbrados ellos a que les engañen con el timo de la estampita, parecen no medicarse como debieran y dicen una cantidad de tonterías tan grande que están llegando a unos extremos muy preocupantes.

En el día de ayer, Puigdemont se desplazó a Francia y se empeñó en contarnos algo que suponemos no habrá sentado demasiado bien a los franceses: que en lugar de Francia estaba en Cataluña. El caso es que de Puigdemont cada uno querrá tener la opinión que quiera, pero no parece normal que se considere un héroe a alguien que salió huyendo en el maletero de un coche y que dejó tirados en la estacada a todos sus colegas de golpe de estado.

De todas formas eso parece dar igual a los separatistas. Están tan acostumbrados a que les tomen el pelo, que ya han pasado de verlo como algo normal a estar deseándolo. Llegan a unos extremos de alabanza de los políticos separatistas que son absolutamente ridículos y están, por completo, fuera de lugar en unas mentes más o menos normales.

El caso es que ayer nos hemos encontrado ya con el novamás, comparar a Puigdemont con un héroe de la mitología griega, concretamente con Ulises, el protagonista de La Iliada y la Odisea.

Habría que decirle a esta tal Miren que puede ser todo lo separatista que quiera pero que se centre un poco y busque si en la historia de Ulises aparece algún momento en el que huya dentro del maletero de un coche o deje a sus colegas en la estacada. Y si no nos cree a nosotros lo tiene fácil, se lo puede preguntar a Oriol Junqueras.