SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Irene Montero, mujer de 32 años, pareja de Pablo Iglesias, madre de sus hijos y sin ningún tipo de experiencia previa, mujer de igual-da. Cuando Ana Botella era alcaldesa de Madrid, Pablo Iglesias, pareja y valedor de Irene Montero, decía de Botella que ese puesto lo había conseguido por ser “mujer de”. Cuando se habla ahora de la forma en la que Irene Montero ha llegado a ser ministro y alguien dice aquello de “mujer de”, los marqueses de Galapagar se ponen histéricos perdidos y hablan de machismo.

Pero el caso es que, no tiene experiencia previa, no tiene ningún mérito conocido para lograr un puesto como el de ministro y lo es. No es que el resto del gabinete de Sánchez esté mucho más preparado que Montero pero aquí hay un claro caso de nepotismo por mucho que la izquierda podemita nos quiera vender otra cosa.

Pero lo que es absolutamente inaguantable es que Montero nos venga ahora con cuentos tales como “cambiar a las mujeres” como si el resto de las mujeres tuvieran algo que aprender de ella, como si ella fuera la inventora de algo o la precursora de algún tipo de idea que hubiera cambiado el universo. Van de modernos y lo que han hecho es más antiguo que la orilla del río, el marido coloca a su mujer.

Y ante tal descaro, lo más lógico no es el aplauso, lo más lógico es que aparezcan mujeres muy molestas con un hecho tan incalificable y descarado como este. Lo más lógico es que aparezcan mujeres que, habiendo trabajado como bestias, tengan que escuchar todavía lecciones de un personaje como Irene Montero. Lo más lógico es encontrarnos con mujeres que ponen a Montero en su sitio con mensajes tan demoledores como este:

Venga Montero, ahora vas y lo tarareas…

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. Todos los méritos de la ex cajera sustituta o eventual SON EXCLUSIVAMENTE SEXUALES.

    ¡Y encima va de progre y feminista, mujer liberada, y bla. bla. bla!

    Lo que más me llama la atención es que TODAVÍA HAYA TONTAS Y TONTOS QUE COMPREN ESA MERCANCÍA AVERIADA.

  2. Totalmente de acuerdo con “La prima la Kani”. Yo también saldré a trabajar ese día al trabajo que me gané con mi esfuerzo y muchos codos durante la carrera. Que me deje en paz esta gentuza que no ha trabajado en su vida y que más que mujeres parecen simples pilinguis. Y rojas, eso sí.

Comments are closed.