SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Lo que estamos viviendo en España con la Ley de Violencia de Género es uno de las más escandalosas injusticias que se pueda estar viviendo en cualquier parte del mundo civilizado y, en teoría, democrático.

Y no es solo porque esta sea una ley inconstitucional ya que acaba con la presunción de inocencia de los hombres y con la igualdad de hombres y mujeres ante la ley, es porque, además, se trata de un negocio mafioso con el que muchas asociaciones saquean fondos públicos a costa del sufrimiento de muchas personas, mujeres y niños incluidos.

Pero es que todo esto, además, cuenta con el apoyo y la complacencia de una gran parte de la sociedad que, por modas o por desconocimiento, apoyan una ley terriblemente injusta que está acabando con la vida, literalmente, de muchos hombres. Pero aquí no pasa nada, ni la clase política ni la judicial dice nada porque el beneficio económico que genera esta ley a muchas personas sin escrúpulos es tan sumamente enorme que nadie se atreve a pinchar esa enorme burbuja de la que muchos viven y con la que otros tantos se están haciendo millonarios.

Mientras tanto, les da exactamente igual el sufrimiento que causen en hombres, mujeres, ancianos o niños. La falta de escrúpulos que hay por obtener el máximo beneficio económico posible hace el resto. Pasarán los años, no sabemos cuántos, y en futuras generaciones gente más inteligente y con más valores analizará todo esto y se echarán las manos a la cabeza porque no podrán entender cómo fue posible que sus antepasados cometieran las terribles injusticias que cometieron.

¡Vergüenza!

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:


COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL