SÍGUENOS EN FACEBOOK

SÍGUENOS EN WHATS APP

SÍGUENOS EN TELEGRAM

En una plaza de San Jaime blindada y cerrada, a las 12 del mediodía de ayer, el presidente del gobierno español fue recibido en el Palacio de la Generalitat de Cataluña, por el presidente de la institución Quim Torra, como si de un “jefe de estado” extranjero se tratara, dado que además de la alfombra roja, una guardia de gala de los mozos de escuadra, le rindió honores.

A esta reunión que se celebró en la sala “Virgen de Montserrat”, sala en donde se reciben a jefes de estado y ministros extranjeros, ambos políticos mantuvieron una reunión de hora y media de duración en la que trataron un documento elaborado por Moncloa, denominado como “Agenda para el reencuentro”, que en 44 puntos, plantea distintos puntos a tratar entre ambos ejecutivos dentro de la comisión bilateral del Estatuto de Autonomía.

Este documento que presenta el gobierno de España al presidente de la Generalitat, cuya condición es puesta en duda, como consecuencia de una sentencia ratificada por el TS en la que queda inhabilitado y sin escaño, lo que podría suponer su no condición de presidente del ente autónomo, consta de 44 puntos, de distintos apartados o temas como ”diálogo político y regeneración institucional, financiación autonómica, mejora de la cooperación, política social y apoyo a los servicios públicos, impulso a las infraestructuras y apoyo a las catástrofes naturales”.

De la totalidad de estos apartados, cabe destacar que, en lo referente a diálogo político y regeneración institucional, el gobierno español ofrece abrir las vías de negociación y diálogo sobre el futuro de Cataluña, comenzando el diálogo en el mes de febrero, en la reunión constitutiva de la mesa de diálogo. Esta negociación y acuerdo, tienen como objeto buscar soluciones políticas, que reflejen los intereses de una amplia mayoría de catalanes.

Respecto a la financiación autonómica, el documento señala que el objetivo es implantar un sistema de financiación autonómica, que cuente con la participación de los territorios, y que permita garantizar la lealtad y solidaridad entre territorios y la igualdad de los españoles, a la vez que garantizar la Justa distribución de los recursos públicos y la capacidad de las CCAA, para proveer los servicios y prestaciones sociales que son de su competencia.

En el apartado de Cooperación, el gobierno español, pretende reducir la conflictividad institucional, el gobierno está dispuesto a escuchar y atender demandas sobre resoluciones y textos legislativos, pendientes de recurso o de sentencia. En cualquier caso, el gobierno respetará la independencia y las resoluciones del Poder Judicial y velará por su cumplimiento.

Ante esta reunión, en la que Tim Torra ha calificado como el inicio de un diálogo en donde el gobierno no ha planteado nada y en el que se tendrá que abordar el derecho de autodeterminación y la amnistía, los partidos de la oposición han considerado la misma como un ejemplo de que Sánchez rinde pleitesía a Torra, al ser recibido como un “visitante extranjero” y le avisa de que el PP actuará judicialmente, si cede con la Constitución, porque esta reunión es una escalada más de Sánchez, hacia las tesis del separatismo.

Ante lo visto ayer en el Palacio de la Generalitat de Cataluña, solo cabe decir que Sánchez a pesar de haber hecho una maniobra de despiste con su posición inicial respecto a la celebración de este encuentro en apenas seis horas, ha cumplido el guion ordenado por Esquerra Republicana de Cataluña, a fin de no tener problemas para continuar una legislatura y aprobar unos presupuestos generales, que le vendrán condicionados por la situación y conveniencias de la guerra interna del independentismo catalán, ante la inminencia de unos comicios autonómicos.

Desde su llegada a a Barcelona con una plaza de San Jaime blindada, los CDR alejados pero gritando “independencia” y unos mozos de escuadra a modo de “jefe de estado”, toda la parafernalia puesta en escena, documento incluido, no es más que la constatación  de que el gobierno que preside, puede favorecer a Cataluña respecto al resto de Comunidades Autónomas y que la necesidad que tiene del independentismo, puede hacerle bordear algunas líneas rojas establecidas en la Constitución, mientras que otras Comunidades Autónomas no cesan de reclamar cantidades que tiene retenidas el ejecutivo correspondientes al IVA y cuya cuantía será abordada en el Consejo de Política Fiscal que tendrá lugar hoy en el Ministerio de Hacienda y que podría dar lugar a que los entes autonómicos lleven al gobierno ante los tribunales de justicia.

El espectáculo visto ayer en Cataluña, resulta poco gratificante para la sociedad española ya que este “reencuentro” que se pone sobre la mesa, no es entendible, teniendo en cuenta que quienes forman parte del independentismo, han vulnerado nada más menos que la ley de leyes que nos dimos los españoles en 1978, con la particularidad de que las acciones emprendidas por el entonces gobierno de España, no son más que mecanismos de defensa de la Constitución y de la defensa de la unidad de España, que fueron aceptadas y asumidas por el propio Pedro Sánchez .

¿Qué más nos tocará ver a los españoles a partir de ahora por parte del gobierno de Pedro Sánchez y del independentismo catalán?  Esperemos que quienes tienen la obligación de salvaguardar las leyes y actuar en el caso de su vulneración, actúen con lo establecido sin dudas, para proteger el estado de derecho, la igualdad de los españoles y sobre todo, que “España es una e indivisible“.

PUEDES COLABORAR CON EL DIESTRO HACIENDO UNA DONACIÓN:

TODAS LAS REDES SOCIALES DONDE PUEDES ENCONTRANOS, HAY QUE ESQUIVAR LA CENSURA

1 Comentario

  1. Hay infinidad de refranes que nos hace ver de una manera sencilla, soluciones a temas concretos que podrían aplicarse a la situación actual de España. Pongamos algunos ejemplos que también valdrían para la política: “Siempre es mejor el remedio, que la enfermedad”…..”Hay que prevenir antes de curar” y un largo etc, que podrían servir para cualquier tipo de decisiones y actuaciones.
    Imaginemos que Marruecos intenta recuperar aguas españolas, así, por la cara. La diplomacia se moviliza, la política se alerta, el ejército, incluso aunque no es el caso, se pone en guardia y los españoles de a pie hacne toda serie de comentarios, viviendo con preocupación la situación, hasta que se resuelve, sin producirse nada anormal que hubiera sido irreversible. Se pone el remedio a la probable enfermedad ó se previene, antes de curar (llegar a una situación límite).
    En que situación nos encontramos políticamente?
    Un gobierno, más o menos sectario, amarrado por independentistas, secesionistas, bilduetarras, etc. que públicamente amenazan y vociferan a los cuatro vientos que hay que negociar la unidad de España y pueden conseguirlo.
    Un presidente de gobierno que se “rebaja” ante un expresidentes de una Comunidad, en una reunión bilateral, como si de un jefe de gobierno de un país se tratara.
    Un gobierno que desprecia a otras Comunidades autónomas, en beneficio de las que sus representantes independentistas, secesionistas, bilduetarras, etc. les ha apoyado para manejar los destinos de la nación española.
    Un gobierno apoyado por independentistas, secesionistas, bilduetarras, etc. que se muestra impasible ante la falta de respeto al Jefe del Estado por parte de quienes le apoyan.
    Un gobierno apoyado por independentistas, secesionistas, bilduetarras, etc. que intentan manejar la justicia a su conveniencia (podríamos relatar varios episodios) para conseguir su objetivo de seguir en el poder.
    Y en fin un gobierno apoyado por independentistas, secesionistas, bilduetarras, etc que quizás crea que es un sueño la Constitución de 1978 que votó unánimemente el pueblo español, verdadero soberano de la nación española.
    Estamos a tiempo de “Siempre es mejor el remedio, que la enfermedad”…..”Hay que prevenir antes de curar” etc…..no vaya a imponerse otro refrán de los muchos que hay, que dice: “ES O HA SIDO PEOR EL REMEDIO, QUE LA ENFERMEDAD”.

Comments are closed.